Características de la Guardia pretoriana, la élite militar romana

La Guardia pretoriana era la élite militar del Imperio romano, razón por la cual sus características, armamento y estructura diferían de las legiones regulares.

Artículos sobre la Guardia pretoriana

La Guardia pretoriana
   – La Castra pretoriana
   – Características de la Guardia (usted está aquí)
   – Los speculatores augusti

Introducción

La Guardia pretoriana (en latín: cohortes praetoriae) fue la fuerza militar de élite por excelencia del Imperio romano. La misma fue creada en el año 13 a. C. por Augusto, el primer emperador de Roma, con el fin de garantizar su protección personal y la protección de la institución imperial. No obstante, la Guardia rápidamente se convirtió en una fuerza militar de élite cuyo rol en el campo de batalla salvó a Roma en varias oportunidades, como por ejemplo durante las guerras marcomanas. Si bien sus victorias militares fueron cuantiosas, hoy en día los pretorianos son recordados como una de las instituciones más corruptas en la historia de Roma; cuyos excesos e intrigas jugaron un rol fundamental en la desestabilización del Imperio romano y el deterioro de sus instituciones. En este artículo hablaremos sobre las características militares de la Guardia: su estructura, rangos, equipamientos y armamento. Para leer sobre la historia y excesos cometidos por esta fuerza militar que definió los últimos siglos de Roma occidental puedes dirigirte al artículo principal: La Guardia pretoriana.

Mando de la Guardia pretoriana

Durante sus inicios los pretorianos eran comandados por tribunos del orden ecuestre (tribunos angusticlavos) quienes tenían la tarea de administrar y comandar a una de las nueve cohortes pretorianas en particular. Si bien lo anterior era acorde a los planes de Augusto, es decir el mantener a esta fuerza militar de élite descentralizada para así evitar que la misma acumule poder político e influencia, esta organización probó ser poco eficiente. Con el fin de mejorar la estructura organizacional de los pretorianos Augusto divide en el año 2 a. C. el mando de la Guardia entre dos prefectos pretorianos -Quintus Ostorius Scapulo y Salvius Aper-. Logrando así seguir manteniendo un nivel aceptable de descentralización pero a su vez lograr una organización más eficiente y responsiva a las necesidades del emperador.

Rangos pretorianos

La Guardia pretoriana se dividía y organizaba en rangos militares que no diferían en gran medida de los rangos que podían verse en las legiones regulares. No obstante, debido a la naturaleza de élite de los pretorianos y su rol en las guerras y en el campo de batalla, los mismos también contaban con algunos rangos y títulos particulares a la Guardia.

Los siguientes rangos están ordenados de menor a mayor según su jerarquía.

  • Probatus: el probatus no era mucho más que un aspirante. Si se contaba con una cantidad aceptable de recomendaciones y se pasaban los exámenes físicos requeridos, el legionario serviría durante un tiempo como Probatus.
  • Miles Gregarius: era un soldado ordinario en una cohorte. Ya probado como digno de la Guardia. Equivalía al Miles Gregarius de las legiones regulares, pero con la diferencia que pertenecía a la Guardia pretoriana. La gran mayoría de los pretorianos permanecían con en este rango durante toda su carrera.
  • Immunis: Tras una gran cantidad de años de servicio el Miles Gregarius podía convertirse en un Inmunis. Este era un legionario especializado en tareas técnicas o del orden administrativo. Estas tareas eran, por ejemplo, singulares tribuni: guardaespaldas del tribuno o, beneficiarius tribuni: secretario del tribuno entre otras.
  • Principalis: pocos pretorianos eran ascendidos a este rango el cual les abría las puertas a rangos de mayor importancia jerárquica.
  • Signifier: el legionario que portaba el estandarte, este era un rango y una tarea que acarreaba un gran honor tras de sí.
  • Optio: el oficial que ejercía como segundo al mano en una centuria.
  • Centurio Praetorio: un centurión pretoriano, es decir, el oficial al mando de una centuria, similar en tareas y obligaciones a un centurión regular.
  • Tribuno: comandaban una cohorte durante un año.
  • Praefectus Praetorio: era el cargo máximo de la Guardia pretoriana, el equivalente a un legado en una legión común..

Nota: si desea leer más sobre el valor de las monedas romanas por favor siga el siguiente enlace.

Ingreso a la Guardia pretoriana

Los legionarios que deseaban ingresar a la Guardia debían primero pasar por una serie de rigurosos exámenes físicos diseñados para solo permitir la selección de los mejores hombres. Estos exámenes consistían en diferentes pruebas físicas y de destreza. Acceder al examen de ingreso, no obstante, no era tarea fácil, ya que se necesitaba contar primeramente con la recomendación escrita de un oficial superior.

Características de la Guardia pretoriana

Equipo y armamento

El equipo de batalla de la Guardia no era fundamentalmente diferente al de las legiones regulares. Esto es algo lógico si tenemos en cuenta que en el campo de batalla los pretorianos debían adaptarse al sistema de batalla y formaciones romanas, el cual se caracterizaba por su estructuración y eficiencia. Sin embargo, un detalle destacable era la simbología republicana que existía en sus armaduras. Esto se debió principalmente a que Augusto, el primer emperador de Roma y el artífice de la transición romana de una república a un imperio, trató bajo todos los medios de mostrar al menos de manera simbólica una conexión con las instituciones republicanas.

Además de la simbología previamente mencionada las diferencias principales con los legionarios regulares eran estilísticas. Algunos pretorianos solían utilizar crestas blancas en sus cascos (y la utilización de crestas era mucho más común que en las legiones regulares). Así mismo, sus escudos eran azulados con detalles dorados y por lo que se puede observar en los relieves romanos era muy común el uso de armaduras complejas como la lorica segmentata.

Speculatores Augusti

Los pretorianos comenzaron originalmente como guardias del emperador y la institución imperial. No obstante, rápidamente se convirtieron en una fuerza militar de élite dejando mayoritariamente de lado su función original. A pesar de este cambio una porción de la guardia continuó ejerciendo su tarea original. Estos pretorianos que oficiaban como guardias eran denominados Speculatores Augusti. Cuando un pretoriano ejercía como guardia y se encontraba custodiando a una figura importante, o un edificio dentro del pomerio, el recinto sagrado de la ciudad, lugar en el cual estaba vetada la presencia de hombres armados, estos lo hacían sigilosamente. Vistiendo una toga o una doble túnica dentro de la cual escondían sus espadas gladius.

Puedes hallar más información sobre estos guardias pretorianos en el siguiente artículo: Speculatores Augusti.

Sueldo y ganancias adicionales

Actualmente la cifra exacta es motivo de debate, ya que es muy difícil saber con exactitud cuánto dinero percibían estos soldados como estipendio. Algo ciertamente llamativo, ya que las remuneraciones de los soldados pretorianos fueron muchas veces motivo de rebeliones y conspiraciones entre los miembros de la Guardia.

Los datos más aceptados en la actualidad son los siguientes: un pretoriano cobraba el doble que un legionario, algo que decididamente no le agradaba al común denominador del ejército. Su estipendio era de aproximadamente 500 denarios de plata anuales en un principio, pero durante su reinado Augusto lo incrementa a 750 denarios anuales. El triple de un legionario regular.

Una de las particularidades del ejército Romano era que además de su sueldo los hombres contaban con las ganancias de los donativos. Estos eran premios que se daban durante los triunfos o festejos, y generalmente representaban sumas relativamente altas; incluso superiores al sueldo de dos años. Los pretorianos no eran ajenos a estos premios y, de hecho, recibían grandes donativos especiales los cuales demandaban con regularidad, al punto que esta costumbre se volvió un problema de carácter institucional. Cuando en el 51 a. C. se descubre una conspiración para asesinar a Tiberio, este les otorga un donativo de 1000 denarios por premio a su lealtad. Los pretorianos no olvidarían el regalo y comienzan a hacer un deporte del cobrar donativos por parte del emperador. Por ejemplo, el emperador Claudio, quien fue puesto por la Guardia misma, como premio les otorga el equivalente a cinco años de paga con el fin de conseguir su favor.

Servicio

Las ventajas que obtenía el pretoriano no eran solo económicas. Originalmente el legionario servía durante un lapso de 16 años antes de poder retirarse, mientras que el pretoriano solo debía cumplir con 12 años de servicio antes de retirarse. En el año 5 d. C. el tiempo de servicio se aumenta para ambos. El legionario de aquí en más debía cumplir 20 años de servicio y el pretoriano 16 años de servicio para poder retirarse. Probablemente el servicio fue aumentado a 18 años con Septimio Severo.

Ilustración de caballeros pretorianos.
Caballería pretoriana, notamos los escudos con el emblema del escorpión, un de las principales características de la guardia pretoriana.

Emblemas

Debido a que fue Tiberio quien, con la construcción de la Castra Pretoriana, les otorgó un poder indiscutible tanto como fuerza militar como a su vez fuerza política en los asuntos romanos, la Guardia honró a dicho emperador tomando como signum (emblema) su símbolo zodiacal: el escorpión. El castrum de los pretorianos permitió a la guardia poder concentrar su poder y organizarse, y hoy en día es considerado como el punto de inicio de los excesos y conspiraciones de los pretorianos.

Volver al artículo principal sobre la Guardia pretoriana.


Artículos relacionados

Deja un comentario