Ilustración de caballeros pretorianos.

Características de la guardia pretoriana

Las características de la guardia pretoriana eran únicas en el ejército romano, mejores pagos, mejores entrenados y leales a su comandante por sobretodo.

Nota: este artículo es un sub-artículo de la guardia pretoriana. Ir al artículo principal sobre los la guardia pretoriana para más información.

Estructura de mando, rangos y requerimientos

Alto mando

Fotografía de un modelo a escala de un centurión pretoriano.
Miniatura de un Centurión Pretoriano de Augusto.

Entre las características de la guardia pretoriana vemos que en un principio eran comandados por tribunos del orden ecuestre quienes tenían la tarea de administrar una cohorte en particular. Si bien esto era acorde a los planes de Augusto, es decir de mantener a la guardia lo más descentralizada posible, probó ser poco eficiente. Por lo que en el 2 ac Augusto divide el mando de la guardia en dos prefectos pretorianos -Quintus Ostorius Scapulo y Salvius Aper-. Logrando así seguir manteniendo un nivel aceptable de descentralización pero a la vez un poder organizativo más eficaz a las necesidades del Emperador.

Ingreso

Los legionarios que deseaban ingresar a la guardia, y debemos decir que era muy difícil encontrar un legionario que no lo hiciera fervientemente, debían primero pasar una serie de rigurosos exámenes diseñados específicamente para solo permitir la selección de los mejores hombres. Estos exámenes consistían en diferentes pruebas físicas y de destreza. Como es lógico asumir no a todo el mundo estaba abierto el examen de ingreso, de lo contrario se hubiera desbordado. Para poder realizarlo primero debían contar con varias recomendaciones de oficiales superiores.

Rangos

Para sumarizar y hacer más entendible la división de rangos, separaremos en un cuadro sinóptico los diferentes puestos y características.

Rango / cargoCaracterística
ProbatusEl probatus no era mucho más que un aspirante. Si se contaba con una cantidad considerable de recomendaciones y se pasaban los exámenes físicos, el legionario serviría como Probatus.
Miles GregariusEra un soldado ordinario de una cohorte. Ya probado como digno de la Guardia. Equivalía al Miles Gregarius de las legiones regulares pero con la diferencia que pertenecía a la Guardia Pretoriana. La gran mayoría de los Pretorianos permanecía en este cargo durante toda su carrera.
ImmunisTras una gran cantidad de años de servicio el Miles Gregarius podía convertirse en un Inmunis. Este era un Guardia especializado en tares técnicas o del orden administrativo. Estas tareas eran, por ejemplo, singulares tribuni: guardaespaldas del Tribuno o, beneficiarius tribuni: Secretario del Tribuno.
PrincipalisPocos Pretorianos eran ascendidos a este rango, que les habria las puertas a rangos de mayor importancia.
SignifierEra la unidad que portaba el estandarte. Un gran honor y prestigio se le otorgaba a este hombre.
OptioEra el segundo jefe de la centuria.
Principalis MayorUna designación especial donde el soldado cobraba el doble del sueldo. Esto se debía a su heroísmo, servicio intachable o alta eficiencia. Los Principales mayores llegaban a ocupar tareas tan altas como evocati: una especie de Centurion secundario; beneficiarius praefecti praetorio: El secretario del prefecto,
Centurion PretorianoEl puesto soñado y codiciado por todos los soldados de Roma.
TrecenariiUn gran prestigio ocupaban los hombres que fueron Trecenarii, ya que éstos eran los que fueron Centuriones tanto de una cohorte urbana, una cohorte de vigiles y una cohorte pretoriana.
TribunoComandaban una legiósn durante un año. Para acceder a éste cargo primeramente debían haber sido Trecenarii.
Praefectus PraetorioEra el cargo máximo de la Guardia Pretoriana, el equivalente a un Comandante en Jefe.

Cada aumento de rango no solo significaba un aumento en la paga del soldado, sino una ganancia a nivel prestigio que le daba un mayor estatus social.

Características y beneficios

Equipo y armamento

Relieve de un soldado pretoriano.
Relieve de un soldado pretoriano en campaña.

El equipo de batalla de la guardia no era fundamentalmente diferente al de las legiones ordinarias. Es lógico, si tenemos en cuenta que en el campo de batalla la Guardia debía de adaptarse al sistema de batalla Romano. El cual se caracterizaba por su estructuración y eficiencia. Sin embargo un detalle destacable es la simbología Republicana que existía en sus armaduras de gala, esto debido a que Augusto trató bajo todos los medios de mostrar, ante la opinión pública, una transición extremadamente gradual en el cambio del tipo de gobierno Romano. Temía que si el pueblo sentía, definitivamente, la muerte de la República éste se alzaría. Razón suficiente para hacer ver, ante el pueblo, a su Guardia especial como una unidad republicana y no como un conjunto de fuerza militar Monárquica o Imperial.

Cuando el guardia se encontraba custodiando a una figura importante, o un edificio del gobierno, en el recinto sagrado de la ciudad, donde estaba vetada la existencia de hombres armados, estos lo hacían silenciosamente. Vistiendo una toga o una doble túnica escondían sus gladius entre sus ropas. así podían vigilar y custodiar armados a los personajes o edificios que residían en dicho recinto sin levantar una crítica muy amplia.

Sueldo y ganancias adicionales

Actualmente la cifra exacta está muy cuestionada, y es que es muy difícil realmente saber con exactitud cuánto percibían éstos soldados. Los datos más aceptados en la actualidad son los siguientes: Un pretoriano cobraba el doble que un legionario, algo que decididamente no le agradaba al común denominador del ejército. De aproximadamente 500 denarios de plata anuales en un principio, Augusto luego incrementaría esta cifra a 750 denarios anuales.

La particularidad del ejército Romano es que además de su sueldo los hombres contaban con las ganancias de los Donativos. Estos eran premios que se daban durante los triunfos o festejos, que generalmente representaban sumas muy altas, incluso superiores al sueldo de dos años. Los Pretorianos no eran ajenos a estos premios, y de hecho, recibían sus Donativos especiales, al punto que se les hizo un vicio. Cuando en el 51 ac se descubre una conspiración para asesinar a Tiberio, éste les otorga un Donativo de 1000 denarios por premio por su lealtad. Los pretorianos no olvidarían el «regalo» y comenzarían a hacer un deporte de cobrar Donativos por parte del Emperador. Tan extremo era el caso que en una oportunidad Claudio, quien fuera puesto por la Guardia misma, como premio les otorga el equivalente a 5 años de paga.

Servicio

Las ventajas que obtenía el pretoriano no eran solo económicas, originalmente el legionario servía por un lapso de 16 años antes de poder retirarse mientras que el Pretoriano solo debía cumplir con 12 años de servicio. En el año 5 dc el tiempo de servicio se aumenta para ambos, el legionario de aquí en más debía cumplir con 20 años de servicio y el pretoriano con 16 años para poder retirarse. Probablemente el servicio fue aumentado a 18 años con Séptimo Severo.

Ilustración de caballeros pretorianos.
Caballería pretoriana, notamos los escudos con el emblema del escorpión.

Emblemas

Ya que fue Tiberio el que, con la fundación de la Castra Pretoriana, les otorgó un poder enorme, la Guardia lo honraría tomando como estandarte su símbolo zodiacal, el escorpión.


Artículos relacionados

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies