Los guardias de los emperadores romanos, Speculatores Augusti

Los Speculatores Augusti fueron la elite de la elite romana. Los mejores soldados de la guardia pretoriana encargados con de la protección del emperador

Los Speculatores Augusti

La Guardia pretoriana tuvo sus orígenes durante los albores del Imperio romano como un cuerpo de guardias del emperador y protectores de la institución imperial. No obstante, rápidamente se convirtieron en una fuerza militar de élite, dejando de lado su función fundacional. A pesar de este cambio una porción pequeña de la guardia continuó ejerciendo como guardaespaldas. Estos pretorianos que oficiaban como guardias eran por regla general extraídos de los cuerpos de la caballería pretoriana, y se denominaban Speculatores Augusti.

Los Speculatores Augusti no deben ser confundidos con los Speculatores, los soldados romanos que se encargaban de explorar, de allí su nombre, las áreas cercanas a los campamentos, o los castra, de las legiones con el fin de detectar cualquier anomalía o circunstancia fuera de lo común que amenace o ponga en peligro a las tropas. Es decir, las unidades de reconocimiento del ejército romano, las cuales además se unían a las batallas como unidades auxiliares en caso de que la situación no fuese favorable para los romanos. Los speculatores augusti, no obstante, tenían un rol similar, pero limitado a la figura del emperador: detectar cualquier circunstancia sospechosa o amenaza cercana al líder máximo de Roma y actuar de inmediato con el fin de anularla. También protegían a la familia imperial y a una cantidad limitada de edificios públicos de importancia gubernamental.

Estructura y organización

Los Speculatores Augusti se organizaban bajo las órdenes de un centurión especial, el cual se caracterizaba por ser el más prestigioso y mejor de todos los comandantes de campo, y un optio. El centurión se denominaba Centurio Speculatorum Augustorum, y se encargaba de que el emperador esté constante y correctamente resguardado por los pretorianos.

Era común el que, similar a los guardaespaldas de las figuras de estado modernas, los mismos se organicen en anillos que se incrementaban en cantidad de hombres a medida que se alejaban del emperador. Por ejemplo, al lado del emperador se agrupaba un pequeño puñado de hombres mientras que en las cercanías del mismo la cantidad de Speculatores Augusti era considerable. En caso de surgir un problema o intento de asesinato, la función del anillo más próximo era la de resguardar a la figura imperial mientras los anillos exteriores descendían intentando eliminar cualquier amenaza.

Apariencia de los Speculatores Augusti

Es importante notar que cuando el pretoriano se encontraba vigilando un edificio de importancia o sirviendo como guardaespaldas, lo hacía muchas veces de manera sutil. Vistiendo simplemente una toga con su espada gladius escondida debajo de esta. Esto se debía principalmente a que históricamente los edificios de gobierno romanos se encontraban ubicados dentro del pomerio, el recinto sagrado de Roma en el cual estaba terminantemente prohibido portar armas (bajo pena de muerte durante los tiempos de la República).

Ilustración de Marco Aurelio y sus guardaespaldas, los Speculatores Augusti.
El emperador Claudio. A la izquierda podemos apreciar el guardia pretoriano vistiendo simplemente una toga. Cerca de su brazo derecho notamos el pomo de su espada.

Una de sus características principales, a nivel insignias, era la utilización de unas caligae especiales. Las caligae eran las sandalias de los legionarios romanos. Los Speculatores Augusti vestían unas caligae denominadas Caligae Speculatores, similares a las caligae regulares, pero sin las tachuelas en las suelas con el fin de hacer menos ruido y ser más sigilosas.

Retornar al artículo principal sobre la Guardia pretoriana.


Artículos relacionados

Deja un comentario