Nota: este artículo es un sub-artículo de la guardia pretoriana. Ir al artículo principal sobre los la guardia pretoriana para más información.

Los Speculatores Augusti

Los Speculatores Augusti eran la porción de la guardia pretoriana, la élite del ejército romano, que tenía encargada la protección directa del emperador romano. Estos hombres eran los guardias que rodeaban y protegían al máximo líder del Imperio romano en todo momento, y los encargados de su bienestar físico. Los mismos estaban comandados por un centurión especial, el Centurio Speculatorum, caracterizado por ser el más prestigioso y mejor de todos los comandantes de campo.

Relieve de Marco Aurelio y sus guardias.
Relieve de Marco Aurelio escoltado por sus guardias.

Los mismos no deben ser confundidos con los speculatores, los soldados romanos que se encargaban de explorar, de ahí su nombre, las áreas cercanas a los campamentos de las legiones con el fin de detectar cualquier anomalía o circunstancia fuera de lo común que amenace o ponga en peligro a las tropas. Es decir, las unidades de reconocimiento del ejército romano, las cuales además se unían a las batallas como unidades auxiliares en caso de que la situación no fuese favorable para los romanos. Los speculatores augusti, que en efecto descendían de los speculatores regulares en su tarea pero enteramente seleccionados de la guardia pretoriana, tenían una misión similar: detectar cualquier circunstancia sospechosa o amenaza cercana al emperador y actuar de inmediato con el fin de anularla.

Estructura y organización

Los Speculatores Augusti se organizaban bajo las órdenes de un centurión y un optio. El centurión se denominaba centurio speculatorum Augustorum, y se encargaba de que el emperador esté constantemente resguardado por los por los pretorianos.

Era común el que, similar a los guardaespaldas de las figuras de estado modernas, los mismos se organicen en anillos que se incrementaban en cantidad de hombres a medida que se alejaban del emperador. Por ejemplo, al lado del emperador se agrupaba un pequeño puñado de hombres mientras que en las cercanías del mismo la cantidad de Speculatores Augusti era considerable.

Apariencia de los Speculatores Augusti

Es importante notar que cuando el pretoriano se encontraba vigilando un edificio de importancia o sirviendo como guardaespaldas, lo hacía muchas veces de manera sutil. Vistiendo simplemente una toga con su espada gladius escondida debajo de esta.

Ilustración de Marco Aurelio y sus guardaespaldas, los Speculatores Augusti.
El emperador Claudio. A la izquierda podemos apreciar el guardia pretoriano vistiendo simplemente una toga. Cerca de su brazo derecho notamos el pomo de su espada.

Una de sus características principales, a nivel insignias, era la utilización de unas caligae especiales.


Artículos relacionados

Deja una respuesta