Artículos sobre la Guardia pretoriana

La Guardia pretoriana
   – Castra Praetoria (usted está aquí)
   – Características de la guardia
   – Los speculatores augusti

Antecedentes históricos

Cuando Augusto, el primer emperador de Roma, crea y conforma a la Guardia pretoriana, una fuerza militar reducida en número pero a su vez compuesta por la élite del ejército romano, la misma estaba dividida en diferentes cohortes distribuidas por toda la península itálica. Esto no era algo casual; siendo Augusto un estratega nato este sabía que si se permitía que la guardia se concentre en Roma la misma tarde o temprano podría utilizar su superioridad militar para desestabilizar al Imperio. Con la muerte de Augusto, el único emperador que realmente tuvo control total sobre la guardia pretoriana, sus sucesores comenzaron a aceptar las demandas de los líderes pretorianos a cambio de obtener favores políticos, y los temores de Augusto se volverían póstumamente una realidad.

Sejano logra concentrar a los pretorianos

El primer líder pretoriano en lograr un gran triunfo político fue Lucio Elio Sejano. Este prefecto, quien ascendió a su cargo en el año 14 d. C., ejerció una fuerte presión política sobre el emperador Tiberio con el fin de reunir a las cohortes de la guardia pretoriana en un fuerte construido sobre las murallas de Roma bajo la excusa de protegerlo de sus rivales políticos (principalmente los hombres aliados a Germánico). Si bien el emperador entendía el peligro que esto podía llegar a representar, acepta la propuesta de Sejano a cambio de que la guardia intimide y asesine a sus rivales políticos.

Relieve en mármol mostrando a un grupo de pretorianos con sus armaduras y escudos.
Relieve de los pretorianos de de la dinastía Julio-Claudia, c. 50 dC.

Tiberio carecía de la sagacidad política de Augusto, y de hecho durante gran parte de su reinado intentó mantenerse alejado de los vericuetos de la política romana. A su vez, este poseía un número considerable de enemigos dentro de las esferas del poder romano y su relación con los senadores era por demás turbulenta. Este rechazo mutuo y la desconfianza anteriormente mencionada hacia sus rivales llevaron al emperador a depositar con el paso del tiempo su confianza en Sejano y a dar el visto bueno para que la guardia pretoriana construya y se concentre en un fuerte en Roma.

La aprobación de Tiberio fue un error contundente, considerado hoy en día por los historiadores modernos como el puntapié inicial en la influencia política de los pretorianos y sus posteriores excesos.

La Castra Praetoria

La fortaleza y cuartel general de la Guardia pretoriana en Roma era una fortaleza del tipo stativa (fortaleza permanente) denominada en latín como la Castra Praetoria, y fue construida en el año 23 d. C. convirtiéndose rápidamente en el campamento central y permanente de esta fuerza de élite imperial. La misma se ubicaba estratégicamente en la más baja de las siete colinas romanas -Collis Viminalis en latín o colina Viminalia en español-, y si bien sus dimensiones eran un poco más pequeñas que las de un castrum o campamento militar de una legión regular, estudios arqueológicos recientes han demostrado que las barracas estaban compuestas por varios pisos, e incluso poseía asentamientos empotrados directamente sobre las murallas de la ciudad.

Debido a lo anterior podemos asumir con certeza que el número de hombres viviendo en este fuerte pretoriano pudo ser muy superior al que a simple vista se puede llegar a asumir. Su tamaño y características fueron variando a lo largo del tiempo, y las diferentes capas del muro exterior que aún permanecen en pie son testigos mudos de las ampliaciones y modificaciones de la estructura principal.

Imagen de un mapa de Roma mostrando la ubicaci´`on de la Castra Praetoria.
Ubicación de la Castra Praetoria en la Roma Imperial.

Dentro de la más importante de estas modificaciones se encuentra la llevada a cabo por el emperador Aureliano en el 271 d. C., quien dotó a este castrum con múltiples fortificaciones defensivas y un incremento considerable en la altura de los muros y las torres de defensa. Una clara respuesta a los avances en las tácticas y tecnologías de asedio que comenzaban a verse en el tercer siglo. En particular las modificaciones realizadas por Aureliano buscaban limitar el impacto en la defensa de las murallas que las torres de asedio podían llegar a ofrecer.

El pretorio (praetorium)

En el tramo central del castrum de los pretorianos se hallaba la morada del prefecto pretoriano, es decir, el líder de toda la guardia pretoriana y ciertamente uno de los hombres más poderosos en Roma. Esta construcción se denominaba como el praetorium o, en español, el pretorio. Si bien simple en su origen, con el pasar del tiempo el praetorium se convirtió en un edificio finamente ornado y de estilo columnado muy imponente.

La palabra pretorio provenía del nombre que desde tiempos remotos los romanos le daban a la morada del pretor en las colonias. También se definía como pretorio a la tienda del general en los fuertes y campamentos de campaña.

Castrum

La palabra castra era como los romanos denominaban a todas las fortalezas militares ya sea temporales o permanentes (stativa). Si bien castra es el plural de la palabra, siendo castrum el singular, los romanos solían denominar a la fortaleza pretoriana como castra (Castra Praetoria), indicando que posiblemente la misma era una agrupación de varias fortalezas. Algo lógico si tenemos en cuenta el nivel de fortificaciones y defensas de dicha estructura.

La destrucción de la fortaleza pretoriana

El fin de la Guardia pretoriana en Roma occidental llega a manos del emperador Constantino I. La Guardia pretoriana, leal al emperador Majencio, a quien esta misma había ascendido al poder con anterioridad, es derrotada junto al resto de los hombres de Majencio en la batalla del Puente Milvio en octubre de 312 (el prefecto pretoriano en ese entonces, Ruricio Pompeyano, ya había caído en una batalla anterior en Verona ese mismo año). Constantino I entra victorioso a Roma poniendo fin a la Guardia pretoriana e inspeccionando en persona la demolición de la fortaleza pretoriana.

Fotografía de los ladrillos de la Castra Praetoria.
Remanentes del muro principal de la Castra Praetoria.

Volver al artículo principal sobre la Guardia pretoriana.


Artículos relacionados

Deja una respuesta