Varios escudos de Roma.

Los escudos de los legionarios del Imperio romano

Con la llegada del Imperio roma comienza a utilizar su escudo más emblemático y característico, el scutum augusta. El más famoso de los escudos romanos.

Las dificultades al estudiar los escudos romanos

Debido al simple hecho de que los escudos romanos estaban construidos en su mayor parte con materiales orgánicos, como la madera y el cuero, y reforzados con metales muy susceptibles a la corrosión, los restos de escudos que han llegado a nuestros días son muy escasos y generalmente incompletos. Esto ocurre tanto con los tiempos de la Monarquía romana, de la República romana y del Imperio romano. En efecto, contamos con muy pocos ejemplos y fragmentos de escudos de todas las eras por las que transitó Roma. Solo escasas piezas arqueológicas como el escudo denominado scutum de Dura-Europos (un escudo rectangular del tipo scutum de tiempos imperiales) han sido halladas en relativo buen estado de conservación.

Aún hoy en día son más las dudas que las certezas sobre varios factores que gobernaban la construcción y la estructura de los escudos en Roma, algo que es ciertamente irónico si consideramos que los escudos eran una parte fundamental de la dinámica de los ejércitos romanos en todas sus eras y por ende omnipresentes y abundantes en la cultura marcial romana. No obstante, y a pesar de las dificultades, gracias al trabajo de varios arqueólogos e historiadores es que en el día de hoy podemos contar con información detallada de esta vital herramienta para la defensa en el campo de batalla (y también el ataque, ya que los legionarios utilizaban los bordes de sus escudos y el umbo, una protuberancia central hecha en metal, para golpear al enemigo).

Cobertura de cuero de un scutum.
Cobertura de cuero de un scutum. Museo de Leiden.

Nuestras mayores fuentes de información son los monumentos y relieves, de ellos tomamos las primeras referencias y suposiciones no solo sobre su forma y tamaño, sino que también sobre su estructura y composición. Otra de las fuentes con las que contamos son los extensos escritos y tratados dejados por los escritores romanos. Sin embargo, un conocimiento mucho más amplio fue posible gracias a significantes hallazgos arqueológicos.

El scutum augusta

La forma rectangular y semi-cilíndrica del scutum (plural scuta) se finaliza y estandariza entre finales del siglo I a.C. y principios del siglo I con las reformas del ejército imperial de Augusto. Este escudo se denomina scutum augusta, y es la evolución final del scutum implementado en la República tras las reformas del siglo IV a.C., cuando el ejército romano abandona la formación de falanges por la de manipulos. Con el tiempo, el scutum evolucionó de la forma relativamente oblonga que tenía en un principio a la rectangular que vemos en el Imperio.

Otra de las grandes diferencias entre el scutum de finales de la República y el scutum augustal del Imperio es que desaparece la protuberancia vertical alineada con el umbo (pieza central de metal) que poseían los scuta de la República. Ver (Los escudos de los legionarios de la República romana para más información)

Comparación escudos romanos.
En esta comparación vemos un scutum de la era tardía de la República y un scutum augusta del Imperio. Notamos como la protuberancia vertical en forma de huso desaparece en el escudo imperial. No obstante, muchos diseños de pintura (no todos, especialmente más adelante en el tiempo) la intentaban incluir artísticamente por cuestiones de tradición.

Tamaño del scutum augusta

Su tamaño no solo varía entre los diferentes períodos, también lo hace entre las diferentes legiones. Podemos establecer un tamaño estándar que va desde el hombro del legionario hasta la parte superior de su rodilla. Este tamaño, o medida, es eficiente y muy bien adaptado al modo de combate de la legión imperial romana, otorgando no solo una cobertura formidable sino que además resulta ideal para cubrir parte del cuerpo del compañero de fila en una formación estructurada y organizada.

Fotografía mostrando los escudos de los soldados romanos.
Fila de escudos de soldados romanos. Vemos los scuta de tipo augustal en uso.

Estructura y construcción de los ejércitos romanos

El umbo

Uno de los detalles más significativos y representativos es el umbo -centro, «ombligo»- del scutum. Este es una protuberancia de hierro o latón cuya función principal era la de suministrar al legionario con una superficie voluminosa y contundente para poder abatir al contrincante que viniese de frente.

Algunos guerreros poseían umbos finamente decorados o con mensajes honrando a un compañero caído en batalla grabados sobre los mismos.

Estructura general y esqueleto

El scutum rectangular consta de varias capas de madera liviana pero a la vez resistente. Estas eran pegadas y sujetadas por un armazón de madera o latón sobre la cercanía de sus bordes internos, formando un esqueleto que mantenía unidas las distintas partes de la estructura. Un soporte estructural adicional era otorgado gracias al forro de cuero, que daba una excelente unión a los materiales. De todas maneras es importante considerar que no todos los escudos estaban forrados en cuero ya que esto incrementaba considerablemente el costo del escudo.

Según las reconstrucciones se cree que los mismos pesaban alrededor de 10 kilogramos.

Relieves de la columna de trajano.
Formación testudo (tortuga) representada en la columna de Trajano.

Curvatura

En los escudos augustales la curvatura se obtenía mediante un tratamiento de hervor y posterior prensado de la madera. Si bien el método utilizado se encuentra en discusión y el mismo varió a lo largo de los siglos, algo evidente al estudiar los restos de escudos hallados por los arqueólogos, es que es muy probable se haya utilizara agua hirviendo para tratar la madera y así ablandarla para luego utilizar una prensa con la forma de la curvatura deseada. El escudo era entonces dejado en la prensa durante un tiempo prolongado, y la madera, al volver a endurecerse, quedaba entonces curvada de manera permanente.

Este es un método muy común y antiguo para lograr curvar madera, se utilizaba especialmente en la construcción de carros y carretas.

Bordes metálicos

Bordes de bronce de un scutum.
Bordes de bronce de un scutum augusta del Imperio romano.

Es muy difícil saber cuál era el porcentaje de escudos con bordes metálicos. La evidencia arqueológica ha confirmado la existencia de estos bordes que, en el combate, se convertían en un arma mortal. De hecho son los restos de estos mismos bordes los que nos permiten tener un entendimiento de las diferentes formas de los varios tipos de escudos que se utilizaron a lo largo de las épocas. Por otro lado tenemos los relieves y monumentos, como los hallados en la Columna de Trajano, en los cuales podemos ver que los escudos presentaban un borde grueso en sus extremos. Uno de los materiales preferidos para realizar los bordes, cuando el presupuesto lo permitía, era el bronce.

Los escudos de caballería

El escudo ovalado de caballería

La caballería utilizaba un escudo ovalado, alargado verticalmente y relativamente mucho más liviano a los utilizados por las tropas de infantería. Se estima que estos escudos tenían una menor cantidad de láminas de madera, ya que su función era distinta a los escudos de los soldados de infantería y no requerían de tanta integridad estructural. La forma ovalada permitía al soldado cubrir mejor su cuerpo y a su vez también proteger la cabeza y el cuerpo de su caballo si este era atacado.

El escudo hexagonal de caballería

La guardia pretoriana y otras unidades de caballería pesada utilizaban un escudo hexagonal. Este escudo comienza a utilizarse a partir del siglo I, y era similar en su forma y tamaño a los escudos de caballería utilizados por algunos de los guerreros a caballo celtas (ver artículo sobre la guerra de las Galias) Razón por la cual se cree pueden haber estado inspirados en estos escudos. Los caballeros pretorianos llevaban el emblema del escorpión en sus escudos.

Ilustración de caballeros pretorianos.
Caballería pretoriana, notamos los escudos con el emblema del escorpión.

Tras la crisis del tercer siglo

Otro gran cambio en la forma del escudo romano de infantería lo observamos en el siglo IV. Este cambio, que tuvo sus inicios tras la crisis del tercer siglo, llevó a un deterioro organizacional y económico del Imperio del cual este nunca pudo recuperarse. Razón por la cual era extremadamente difícil reunir los medios, tanto económicos como profesionales, para construir y utilizar armamento complejo.

Reconstrucción de un escudo del siglo IV.
Reconstrucción de un escudo del siglo IV.

Debido a esto las armaduras como la lorica segmentata y los escudos como el scutum augustal fueron reemplazados por armamento más simple. Es así que comenzamos a ver a la infantería romana utilizando escudos redondos, de forma mucho más simple comparada con el scutum, y a su vez similares pero no iguales al parma utilizado por los velites durante la República.

No obstante, también debemos considerar como una de las principales razones por las cuales se abandonó el escudo rectangular el quea estas alturas la disciplina de los soldados, que en su mayoría eran mercenarios, prácticamente era inexistente. La gran ventaja del escudo rectangular era la posibilidad de formar una pared contra el enemigo, ventaja que se pierde totalmente si los hombres no se mantenían en formación.

En la siguiente imagen podemos ver las diferencias entre los escudos del siglo IV y el parma. Vemos como el escudo del siglo IV era más grande y ovalado.

Varios escudos de Roma.
El parma es el escudo redondo en el centro.

En la imagen anterior los escudos están ordenados de izquierda a derecha por orden cronológico. Vemos la evolución de los escudos desde la República hasta el fin del Imperio.

Los escudos de las tropas auxiliares

Los auxiliaries (s. auxilia) implementadas por Augusto en su reforma y reorganización del ejército imperial romano. Estos eran soldados sin ciudadanía, y para el siglo I aportaban casi la misma cantidad de hombres que los legionarios y componían la mayor parte de la caballería.

Fotografía de tres hombres representando tropas auxiliares.
Recreadores históricos representando tropas auxiliares con sus escudos ovalados. Vemos el signifier portando un parmula.

Escudos de entrenamiento

Fotografía de un hombre con un escudo rectangular de mimbre.
Recreador histórico portando la reconstrucción de un scutum de entrenamiento.

Durante los entrenamientos, por cuestiones de seguridad y economía, se utilizaban espadas de madera. Como es lógico imaginar un escudo tan duro y resistente como el scutum de combate dañaría estas espadas de entrenamiento con gran facilidad, por lo que los legionarios utilizaban escudos fabricados en mimbre. Estos escudos de entrenamiento tenían dimensiones similares a las de los escudos utilizados en la batalla.

No solo para evitar tener que cambiar las espadas de entrenamiento tan frecuentemente es que se fabricaban de este material suave y flexible. En el estilo de lucha del legionario romano, el ataque utilizando el mismo escudo como martillo para herir al enemigo era uno de los estilos mas empleados. Razón por la cual el escudo de práctica debía ser lo suficientemente resistente para ofrecer un buen nivel de entrenamiento, pero a la vez lo suficientemente suave como para no herir al compañero de entrenamiento.

La evidencia arqueológica indica que los escudos de mimbre también fueron utilizados en el combate en la era pre-republicana, aunque esto era algo muy raro y generalmente de emergencia cuando no había otra opción.


Artículos relacionados

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies