La toga romana, la prenda de vestir más emblemática de Roma

La toga romana fue sin lugar a dudas la prenda de vesitr más caracteristicasy definitoria de la República y el Imperio Romano. La toga es sinónimo de Roma.

Este artículo pertenece a una serie de artículos sobre la vestimenta romana.

La vestimenta romana
El estatus social y la vestimenta en Roma
La vestimenta de las mujeres romanas
Los distintos tipos de prendas en la vestimenta romana
―― Las prendas de vestir cotidianas de los romanos
――― Las túnicas romanas
――― Las togas romanas (usted está aquí)
―― Los sombreros y las gorras en la cultura Romana
―― El calzado romano
―― La ropa interior de los romanos

Introducción

Toga candida.
Toga candida.

Si existe un símbolo romano por excelencia este es la toga (plural togae), al punto que la misma llega a identificar inequívocamente a los romanos como civilización. Su uso era tan difundido entre los ciudadanos que gens togata o togati pasó a ser sinónimo de ciudadano de Roma; principalmente no solo por la tradición y popularidad detrás de la misma, sino porque además solo podían ser vestidas por los ciudadanos romanos. Los extranjeros o esclavos que se atreviesen a vestir la toga eran penados y castigados. Estas, como generalmente todas las prendas de vestir en Roma, eran símbolo de la clase y prestigio de quien las vestía, aunque su uso, si bien casi exclusivo por cuestiones económicas, no estaba limitado solamente a los patricios y era un derecho de todos los ciudadanos romanos ya sean ricos o pobres. No todo el mundo, por más que contara con la cantidad de dinero necesaria, podía utilizar ciertos colores o motivos en sus togas. Los colores y por sobre todo los motivos en estas servían para identificar desde el estatus social hasta el cargo público que la persona en cuestión ocupaba. Sin duda alguna los romanos veían en la toga simbolizadas dos de las siete virtudes: dignitas y gravitas. Esto la hacía una parte fundamental del sentir y carácter romano.

En este artículo discutiremos en profundidad la prenda de vestir más característica de los hombre romanos, su origen, sus tipos, sus materiales entre otros detalles.

Características de las togas

Las togas eran confeccionadas a partir de lana finamente hilada, otros materiales eran vistos por la sociedad romana como de mal gusto y una falta de respeto a la tradición. Durante la mayor parte de la historia las togas fueron hiladas y tejidas en las casas por las mujeres para sus esposos, padres, hijos, etc., y dicha tarea era considerada como una tradición fundamental romana. No obstante, entrado el Imperio y a medida que la sociedad romana se fue deteriorando, estas comenzaron a ser confeccionadas por esclavos especializados en la fabricación de togas.

Partes de la toga.
Partes de la toga.

A pesar de la importancia que tuvieron para los romanos, no se conoce a ciencia cierta su forma exacta, y este un tópico en discusión entre los historiadores. Actualmente se cree que en la época pre-republicana la toga era una pieza rectangular de tela. Luego, poco antes de la formación de la República, esta toma una forma más redondeada o semicircular para adaptarse a los nuevos y complejos modos de vestir la toga entre los romanos. Para la época imperial, el uso de la toga se hará todavía más complejo al punto que armar los pliegues requería de la ayuda de un asistente. Dionisio en sus escritos nos informa que esta era un semicírculo, pero dado el nivel de pliegues que presentan las togas, los cuales podemos ver en las imágenes que llegaron a nuestros días, esto sería muy complicado. Por otra parte los reportes de Quintiliano, una de las mayores fuentes junto con Tertuliano que tenemos sobre el uso de las togas, nos dicen que estas eran redondeadas.

Las investigaciones actuales, mediante el estudio de las estatuas, determinaron que la forma más viable de estas haya sido un semi-trapezoide con el lado superior curvado. Posicionando la parte curvada hacia arriba y la parte recta del trapezoide hacia abajo al momento de ser vestida. Dada la cantidad de pliegues que estas presentan su tamaño variaría de los 6 a 7 metros de ancho por 2 a 3 metros de alto.

Partes de la toga

  • El sinus es la parte de tela frontal que nacía del pliegue que pasaba por debajo del brazo derecho y que colgaba del lado inferior. Uno de sus pliegues formaba también el umbo.
    • Quintiliano en sus descripciones nos informa que los antiguos no tenían un sinus.
  • El umbo es el nudo que se formaba por los pliegues a la altura del estómago. El cual se cree que se utilizaba parte del cinturón de la túnica para sostenerlo.
  •  Podemos distinguir al perquam brevis como la parte frontal superior ubicada por arriba del umbo.

Manera de vestir la toga

La toga generalmente se pasaba por el hombro izquierdo y se doblaba de tal manera por detrás de la espalda que esta al pasar por debajo del brazo derecho podía curvarse por delante de la persona y así cubrir todo su frente.

Pequeños pesos eran aplicados en la parte inferior de esta prenda para ayudar a que esta mantenga su forma. Pero más allá de esto, no podemos encontrar evidencia confirmando que las togas propiamente dichas estuviesen abrochadas o presentaran uniones cosidas que para ayuda a mantener su forma (nota: el pallium, un tipo de prenda que simulaba ser una toga justamente hacia lo anteriormente mencionado, ver más adelante en este mismo artículo)

Esquema de como vestir la toga romana.
Como vestir la Toga.

Cómo se vestía la toga según Quintillano

Veamos un comentario de primera mano sobre cómo debía ser vestida la toga. Quintillano, en su Institución oratoria nos comenta:

“Que las bandas caigan rectas indica poco cuidado, se observa negligencia. Los modales de los que tienen la banda ancha deben ser adecuados a la tradición. Es de mayor agrado que la toga quede con un volumen correcto y tenga una buena caída, ya que de otro modo resultará excesivamente redundante. Su parte anterior queda perfectamente si termina a media pierna, la posterior un poco más alta de la cintura. El sinus queda muy bien si está algo por encima del cinturón de la túnica, y nunca por debajo. El que va en oblicuo desde debajo del hombro derecho al izquierdo, como una banda, que no se estrangule ni cuelgue. La parte de la toga que se pone detrás, que sea más corta: así, en efecto, se sienta uno mejor y se mantiene sin desparramarse. También se debe levantar una parte de la túnica, de modo que no moleste en el brazo con el movimiento: entonces el sinus hay que ajustarlo al hombro, cuyo borde exterior se ha de mantener alejado. No conviene que se cubra el hombro y todo el cuello, pues entonces el vestido quedará ajustado y echará a perder la gracia que hay en la parte del pecho. El brazo izquierdo debe levantarse hasta donde haga un ángulo normal, sobre el que las dos aberturas de la toga afirmen con regularidad.»

Institución Oratoria, Quintillano

Cinctus gabinus

Otra manera de vestir la toga era el Cinctus gabinus, que consistía en mover la parte trasera por sobre la cabeza formando una capucha. Esto generalmente se utilizaba en rituales religiosos o por el cónsul para declarar la guerra. Esta era también la manera de vestir la toga del pontifex maximus durante los rituales religiosos.

Relieve con los distintos tipos de vestimentas romanas.
Relieve con los distintos tipos de vestimentas romanas.

Tipos de togas

Toga exiguaEl primer y más primitivo tipo de toga. Estas togas eran utilizadas en los primeros períodos y su manera de vestir era simple y utilitaria. Los romanos la denominaban exigua, escasa, debido a su simpleza. Es importante remarcar que la toga exigua no era blanca o color crema como las togas posteriores, la misma poseía una coloración oscura.
Toga purpura Esta toga data de mucha antigüedad. La misma era una toga exigua teñida completamente de purpura, aunque había algunas versiones color blanco y purpura. Era utilizada por los antiguos reyes de Roma, los denominados reyes etruscos.
Toga virilis/puraEra la toga que todo ciudadano romano comenzaba a utilizar luego de su mayoría de edad. Esta era blanca, sin adornos ni tintura. Esta era la toga más básica, todas las otras togas estaban directamente basadas en la toga virilis.
Toga praetextaEl uso de esta toga estaba reservada a los magistrados. Se caracterizaba por tener lineas de color rojizo o, si su fortuna lo permitía, de color purpureo.
Toga candidaProviene de «candidus», brillante. Esta toga la utilizaban los candidatos a una oficina pública. Su nombre proviene de que eran tratadas con tiza para darle un color blanco que resalte. Esto significaba la pureza de sus intenciones.
Toga pullaEsta toga, hecha con lana negra, era la toga utilizada en el luto. Con este tipo de toga se comunicaba que el portador estaba sufriendo por la pérdida. Es importante aclarar que las familias patricias no utilizaban la toga pulla.
Toga picta; capitolina; purpureaToga teñida de purpura y adornada con hilos de oro y distintos ornamentos, generalmente a manera de bandas que resaltaban sus dobleces. En un principio fue vestida por los generales en los desfiles triunfales. Luego fue adoptada por algunos emperadores en eventos públicos o discursos y conocida como toga purpurea. Nota: por cuestiones de tradición algunos romanos la llamaban toga purpura. No obstante, la toga picta y la toga purpura eran dos tipos de togas distintos, ya que la purpura estaba basada en una toga exigua al estilo etrusco.

Orígenes, costumbres y tradiciones relacionadas a la toga

Una toga picta en todo su esplendor. Podemos ver el distintivo color purpura resaltar sobre la imagen y los tonos dorados de los adornos darle un semblante especial.
Una toga picta en todo su esplendor. Podemos ver el distintivo color purpura resaltar sobre la imagen y los tonos dorados de los adornos darle un semblante especial.

Originalmente la toga proviene de los etruscos. Esta, como tantas otras cosas, fue tomada y adaptada por los romanos, convirtiendo y reinventando a la misma en una pieza única a la cultura de Roma. Pasando de ser un simple fragmento de lana usado para cubrir el cuerpo a convertirse en un símbolo de estatus y poderío personal. En un principio la toga era utilizada tanto por hombres como por mujeres, más adelante esta fue dejada de usar por las mujeres quienes la reemplazaron por la stola, la cual era sinónimo de matrimonio. En los primeros tiempos era puesta sobre el cuerpo desnudo, y no se llevaba una túnica debajo de la misma como si ocurre en períodos posteriores. Aunque debemos remarcar que más allá de ya utilizada la túnica, algunas personas, generalmente de familias patricias, la seguían utilizando a cuerpo desnudo para demostrar así su apego a la tradición. Un ejemplo de lo anterior fue Catón, quien vestía su toga como una toga exigua, sin nada debajo de esta y descalzo, mostrando de esta manera su apego a la tradición romana. Su doblado era simple y no, como veremos más adelante, complejo y fuertemente ligado a tradiciones y costumbres. Servía para diferenciar al ciudadano romano de los esclavos y de los bárbaros, la única diferencia entre los romanos pobres y ricos era el material más fino de las pertenecientes a estos últimos, y la limpieza de la misma, la cual no era tan simple de lavar debido a su tamaño y peso al mojarse.

La toga se utilizaba generalmente en ocasiones especiales y formales debido a lo tedioso que era el proceso de vestir dicha prenda. La etiquete establecía que durante los juegos, los discursos y la recepción de visitas importantes era correcto y educado el vestir la toga, aunque no todos los romanos seguían esta regla. Era muy normal que se estrenaran togas nuevas durante los festivales y fiestas religiosas. Cuando una persona era vista con una toga muy sucia era consideraba como un sordidati, y a la toga sucia como una toga sordia. Esto proviene de desordenado.

Las togas de los magistrados

Ya durante los tiempos de la República las togas comenzaron a distinguir no solo a los ciudadanos romanos de los no romanos. Sino también a los patricios de los plebeyos y a los nobles entre ellos. El uso de la toga praetexta, blanca con borde rojizo (o purpura si se contaba con el dinero para costear la tintura purpura), indicaba que el que la vestía era un senador. Así mismo, las personas en luto podían utilizar una toga hecha de lana oscura y los candidatos a alguna oficina pública utilizaban la toga candida, algo que indicaba su candidatura.

Artículo principal sobre El estatus social y la vestimenta en Roma.

Diferencias notables entre la nobleza dada su vestimenta. Cuatro hombres romanos vistiendo la toga.
Diferencias notables entre la nobleza dada su vestimenta.

Problemas por su incomodidad

Gradualmente la toga se empezó a dejar de utilizar. La principal razón de esto era la incomodidad que esta representaba. Era tan complejo su plegado que los hombres debían recurrir a la asistencia de familiares o esclavos entrenados -estos eran conocidos como vestiplicus-. 

Las complicaciones no terminaban al momento de vestir esta prenda, sino que su manejo era también complicado. Por ejemplo el brazo izquierdo debía mantenerse cerca del cuerpo para evitar que esta se desarme. Otra de las razones por las cuales perdió el favor de los romanos a lo largo de los siglos es que esta en invierno no ofrecía el abrigo adecuado para evitar el frío. Esto llevó a que gradualmente se abandonara, o en el mejor de los casos se dejara de lado solo para ocasiones especiales.

Estatua de Cicerón en oratoria.
Estatua de Cicerón.

Varios emperadores trataron de evitar esto ya que la toga era un símbolo romano. Augusto por ejemplo ordenó que los senadores debían concurrir al senado vistiendo la toga. Cicerón y Suetonio son dos fuentes que nos comunican el esfuerzo de los emperadores por revitalizar el uso de las togas. Con el tiempo solo las reuniones oficiales, las visitas importantes, los discursos públicos, los actos solemnes, y las salutattio, así como las fiestas de importancia fueron los eventos en los cuales la toga mantuvo su vigencia. Esto era debido a cuestiones de costumbres y de lo tradicional de esta prenda y la gente solo las utilizaba por cuestiones de honor y prestigio..

El pallium

El pallium (plural pallia o palliums) surgió como respuesta a las incomodidades de la toga. Las primeras diferencias que podemos encontrar entre ambas según nos cuenta Tertuliano es que el umbo ya estaba anudado y armado. A su vez varios de los pliegues críticos estaban abrochados con ganchos y broches lo que hizo más fácil su estabilidad al usarla. No obstante, este tipo de prenda estaba visto como algo de poca clase y mal gusto.

Durante los tiempos finales del Imperio y el medioevo

Con el tiempo el pallium fue cambiando. El cambio más notable fue que gradualmente perdieron el falso umbo que poseían con el fin de imitar a una toga, hasta el punto que el mismo desapareció por completo. A su vez, la sociedad romana fue aceptándolos como prendas de vestir cotidianas. Hacia finales del Imperio romano el pallium se convirtió en un manto que cruzaba los hombros y cubría el cuerpo. Durante el medioevo el mismo se convirtió en una de las prendas más características de los obispos y cardenales cristianos, quienes lo siguen utilizando hoy en día.

Artículo principal sobre Las prendas de vestir cotidianas de los romanos.


Curiosidades

«Amos de la Tierra, la raza que viste la toga»

Ovidio en la Eneida
  • Cuando una persona moría su toga podía llegar a ser utilizada como sudario.
  • El sinus era utilizado como un pequeño bolsillo, hay recuentos históricos de puñales escondidos en estos. De hecho los asesinos de Julio César escondieron sus dagas en el sinus de sus togas.
  • La Toga muliebris era una prenda vestida por las prostitutas y mujeres divorciadas por adulterio. No era una toga per se sino que se trataba de una palla doblada a manera de toga.
Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies