Detalle de un Busto de Poseidon.

Poseidón, el dios griego del mar, las tormentas y los terremotos

Poseidón, llamado Neptuno por los romanos, era el dios griego del mar, las tormentas y los terremotos. Este era uno de los más vengativos de los dioses.

Los dioses olímpicos

Poseidón es uno de los Doce Olímpicos. Las diosas y dioses griegos de mayor importancia y poder en la mitología grecorromana.

Artículo principal sobre Los dioses Olímpicos, los dioses griegos más poderosos.

Resumen del dios Poseidón

Fotografía de un monumento a Poseidó al aire libre.
Monumento a Poseidón.

Nombre romano: Neptuno

Presidía sobre: el mar, las tormentas, los terremotos y los caballos.

Títulos: Señor de los mares.

Padre: Crono

Madre: Rea

Hermanos: Zeus, Hestia, Hades, Deméter, Quirón, Hera,

Hijos: Teseo, Tritón, Polifemo, Orión, Belo, Agénor, Crisaor, Neleo, Atlas (rey de la Atlántida), Pegaso.

Símbolos: el pez, el tridente, el delfín, el toro, el caballo.

Animal sagrado:

Detalles: poseía el peor temperamento de todos los dioses, era extremadamente tacaño y vengativo.

Poseidón, el dios de las profundidades

Poseidón, denominado Neptuno por los romanos, era el dios que presidía tanto sobre el mar como sobre por las tormentas, los terremotos y los caballos. Dios de la primera generación de los olímpicos, es decir uno de los hijos de Crono y Rea, y su personalidad era una representación alegórica a cómo los griegos veían a la mar y las tormentas. Poseidón tenía el peor temperamento entre todos los dioses, era avaro y tacaño y extremadamente vengativo.

Su mal carácter obviamente representaba la furia incesante e imparable de las destructivas tormentas, mientras que su avaricia extrema era una representación del apetito voraz e insaciable del mar, el cual todo traga y lo consume en sus profundidades. Su carácter vengativo también estaba relacionado al comportamiento de los mares, mares que muchas veces, y sobretodo en la antigua Grecia, no perdonaban las vidas de los pescadores y marineros.

Fotografía de una estatua de Poseidón.
Detalle de la estatua de Poseidón dominando las olas.

Si bien en la versión más popular del mito de los olímpicos Poseidón fue tragado por su padre Crono junto a sus otros hermanos con la excepción de Zeus, quien luego liberaría a sus hermanos del vientre de su cruel padre, en versiones menores del mito Rea logra esconder a Poseidón entre un rebaño de ovejas, salvando así al infante dios de la ira de su padre.

El señor de los mares

El mundo se dividía en los siguientes lugares: los cielos, los mares, las profundidades y la tierra. Según La Ilíada de Homero, luego de vencer a los imponentes titanes, Hades, Zeus y Poseidón se dividieron el mundo entre ellos (dejando la decisión enteramente al azar). El cielo quedó para Zeus (a veces se le adjudica también la tierra), las profundidades o el inframundo para Hades y los mares para Poseidón.

La tierra dependiendo de la versión del mito que leamos, era gobernada por Zeus o, más comúnmente, quedaba como una zona neutral para los humanos, héroes, semidioses y bestias conectando básicamente a todos los mundos o reinos entre si.

Características de Poseidón

Poseidón poseía un imponente tridente, el cual blandía constantemente. En efecto, cuando se enojaba y golpeaba el lecho del mar con su tridente, esto causaba terremotos por toda Grecia (su tridente además tenía el poder de hundir y reflotar porciones de tierra). Este tridente fue otorgado a Poseidón por los cíclopes durante los eventos de la titanomaquia.

Si bien su carácter era poco cordial y vengativo, los marinos de toda Grecia ofrecían ofrendas a Poseidón y sobretodo rogaban por salvoconducto, pensando que de esta manera, si no ofendían al dios al cruzar sus dominios, este no haría recaer su ira sobre los mismos. Algo que prontamente aprendería Odiseo, el enojo de Poseidón con Odiseo fue uno de los aspectos más importantes en La Odisea de Homero. Ganar el favor de Poseidón era importante para los pescadores, ya que Poseidón llenaba las redes con peces de aquellos a los que favorecían.

Lo anterior es de destacar, ya que de los tres dominios principales de Zeus, Hades y Poseidón, el mar era el único dominio divino al cual los mortales tenían acceso regular, razón por la cual, cuando debían aventurarse en el mismo, era mejor intentar ganar el favor del dios con anterioridad.

Fotografía de un monumento a Poseidó al aire libre.
Monumento a Poseidón con su tridente.

Si bien Poseidón poseía un gigantesco palacio en el fondo del mar, hecho enteramente con corales y gemas preciosas, este prefería pasar la mayor parte del tiempo en el Olimpo. Esto era lo opuesto a Hades, quien pasaba la absoluta gran mayoría del tiempo en su inframundo y rara vez iba al Olimpo. Quizás este comportamiento puede ser considerado también como una alegoría a lo impredecible del comportamiento del mar. Cuando su señor estaba en su palacio, el mar se calmaba y cuando el mismo abandonaba sus dominios para ir al Olimpo el mar se ponía raudo.

El palacio de Poseidón y su familia se ubicaba por regla general en el mar Egeo, aunque era normal que distintos autores cambien su ubicación en sus obras. Poseidón tenía una imponente carroza tirada por varios caballos (las olas), la cual utilizaba para moverse de un lugar a otro de manera impetuosa.

Un dios cívico

Poseidón era uno de los denominados como dioses cívicos, es decir dios patrono y protector de muchas ciudades. Generalmente ciudades costeras y relacionadas a la pesca o a la construcción de embarcaciones (aunque el primer navío fue construido por Atenea). En efecto, según la leyenda, durante los inicios de la ciudad que con el tiempo se convertiría en Atenas, la más importante de todas las polis griegas, tanto Poseidón como Atenea compitieron por quedarse con la posesión y el favor de la ciudad. Poseidón construyó una imponente fuente en la Acrópolis, de un tamaño y caudal de agua nunca antes vistos.

Si bien, según nos dice el mito, todos pensaron que esta fuente iba a ser imposible de superar, la diosa Atenea presentó ante los ciudadanos un magnífico olivo, regalando así el manjar de las olivas a estos. Maravillados por el sabor, los ciudadanos nombraron a la ciudad en honor a la diosa Atenea y la declararon como señora y protectora de Atenas.

Los hijos de Poseidón

Poseidón tuvo algunos de los hijos más interesantes de toda la mitología griega. Con su esposa, la nereida Anfitrite tuvo a Tritón, un ser mitad ser humano y mitad pez. Si bien Zeus utilizaba a Hermes para enviar sus mensajes, Poseidón prefería utilizar a su hijo, razón por la cual a Tritón era denominado generalmente como «el mensajero de los mares».

Otro de los hijos más reconocidos de Poseidón fue el caballo alado Pegaso, el cual procreó por la fuerza con la gorgona Medusa. Pegaso tenía una hermana melliza llamada Crisaor. No obstante, esta nació con forma humana. Curiosamente Pegaso no fue el único hijo con forma de caballo que tuvo el dios del mar. Con Deméter proceró a Arión, un imponente semental de pezuñas negras como la noche, capaz de hablar como un humano y además el cual poseía el don de la inmortalidad. Arión ayudaría a Heracles en sus conquistas, sobretodo la conquista de la cieudad de Élide.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies