Detalle del busto de Hades.

Hades, el dios del inframundo. Denominado Plutón por los romanos

Hades era el dios que presidía sobre el inframundo, hermano de Poseidón, Zeus, Deméter, Hera, Hestia y Quirión.Denominado Plutón por los romanos, este era uno de los dioses más ricos.

Resumen del dios Hades

Busto de Hades.
Busto de Hades, en su representación como Plutón el rico.

Nombres alternativos: Plouton

Nombre romano: Plutón

Presidía sobre: era el señor del inframundo, posteriormente en la cultura helénica comenzó a tambien presidir sobre los muertos.

Títulos: Señor del inframundo.

Padre: Crono

Madre: Rea

Hermanos: Poseidón, Zeus, Deméter, Hera, Hestia, Quirión.

Símbolos: el can Cerbero, el cetro (bidente y tridente), el cuerno de la bebida, el narciso (la flor), el ciprés, la llave (de las puertas del inframundo).

Detalles: De todos los hijos de Crono y Rea, Hades era el mayor de los hombres. Hades era uno de los dioses más poderosos e influyentes. No obstante, no es generalmente considerado como un Olímpico ya que este era el señor del inframundo y rara vez abandonaba sus dominios.

El dios Hades

Si bien en un principio Hades era el señor del inframundo, posteriormente en la cultura helénica comenzó a también presidir sobre los muertos y sus castigos después de la vida. Los romanos lo denominaban Plutón, nombre que deriva de Plouton, como los griegos comenzaron a denominar a este dios tardíamente en su historia. Plouton significa «el rico» debido a las riquezas que poseía el señor del inframundo.

Este dios era hijo de Crono y Rea, por lo que era el hermano de Poseidón, Zeus, Deméter, Hera, Hestia, Quirión. No obstante, la curiosidad era que Hades era el mayor de los hombres, es decir el primero en nacer. Fue justamente junto a sus hermanos Zeus y Poseidón que Hades derrotó a a los Titanes proclamándose así los señores del cosmos. No obstante, para evitar las pujas de poder estos tres dioses hermanos se dividieron el mundo entre ellos (según Homero dejaron la decisión al azar). A Zeus le tocarían los cielos, a Hades las profundidades y a Poseidón los mares.

Curiosamente de todos los dioses, Hades era representado como si a este no le importasen las ofrendas y los sacrificios (quizás debido a sus cuantiosas riquezas). La razón por la cual era considerado como un dios extremadamente rico es porque los metales preciosos se encontraban bajo tierra, es decir sus dominios. Al igual que Ares, Hades no era muy querido ni por los mortales ni por los dioses, por lo que rara vez dejaba sus dominios. Al contrario, para entretenerse, coleccionaba súbditos interesantes a los que no dejaba irse del inframundo

Estatua de Hades y el can Cerbero.
Estatua de Hades y el can Cerbero.

Si bien Hades era el señor del inframundo, tenía muchos entes que se encargaban de las funciones menores. El can Cerbero (un feroz perro de tres cabezas con dientes como dagas) cuidaba el ingreso al inframundo, el enjuiciar a los muertos por sus malas acciones era la tarea de tres semidioses, el torturar a los malvados y culpables era la tarea de las Furias.

Hades poseía un particular casco que le permitía volverse invisible. Este casco fue otorgado al dios por los cíclopes durante los eventos de la Titanomaquia.

El rapto de Perséfone

En la mitología grecorromana el aspecto más importante de Hades fue el secuestro de Perséfone, la hija amada de la diosa Deméter. Deméter era la diosa que presidía sobre la vida y la muerte así como las estaciones y la siembra. Cuando Hades secuestró a su hija la diosa abandonó sus tareas, por lo que nada crecía ni nada moría, y el mundo de los mortales estuvo al borde de la desaparición.

Zeus, consternado por esta hecatombe, envió a Hermes, su mensajero, al inframundo para hacer entrar a su hermano en Razón. Hades aceptó la oferta de Zeus. Sin embargo, debido a su obsesión con Perséfone el señor del inframundo le dio a esta una fruta de granada cuyas semillas tenían un encanto. Al comerlas, Perséfone quedó atada a Hades durante un tercio del año, todos los años. Así los griegos explicaban los inviernos, ya que representaban la tristeza de Deméter por no tener a su hija a su lado, por lo que nada crecía.

Por qué Hades no es considerado como uno de los Doce Olímpicos

Debido a lo anterior Hades, a pesar de ser uno de los dioses más importantes y poderosos, no es considerado como uno de los Doce Olímpicos, ya que este residía en el inframundo y no era parte de las reuniones entre los Olímpicos.

Artículo principal sobre Los dioses Olímpicos, los dioses griegos más poderosos.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies