Biografía de Marco Aurelio, el emperador filósofo de Roma

Marco Aurelio, el último de los Emperadores Buenos, el hombre que tomó un imperio caótico y en crisis y lo dejó de manera ordenada y prospera a pesar de las pestes y guerras que debió enfrentar.

Índice de la vida y obra de Marco Aurelio.

Biografía de Marco Aurelio (usted está aquí)
La política, economía y cultura Romana bajo Marco Aurelio
Adicional: Curiosidades y frases de Marco Aurelio

Introducción

Busto de Marco Aurelio, actualmente en el Louvre.

Marco Aurelio fue el último de los denominados Emperadores Buenos, o Adoptivos. Emperadores llamados de esta manera no solo por el período de buenaventura, relativa paz, tranquilidad y bienestar económico que vivió el Imperio durante su reinado. Sino que también eran denominados de esta manera ya que sus sucesores eran seleccionados por sus aptitudes y no por su descendencia sanguínea, algo que termina con el mismo Marco Aurelio.

Nacido en Roma un 26 de abril del año 121 bajo el nombre de Marco Anio Vero (algunos historiadores plantean que en realidad toma este nombre al ser adoptado por su abuelo tras la pronta muerte de su padre), este emperador se caracterizó por sus intereses literarios y carácter estoico, así como sus intereses por los pensamientos epicúreos que le permitieron mantener su serenidad de pensamiento y fortaleza de espíritu ante la gran cantidad de guerras, epidemias y revueltas que enfrentó durante su mandato. Un patriota de corazón y recordado por sus contemporáneos como «un hombre de gran humanidad», poseedor de un temperamento calmo pero que a la vez supo administrar justicia con rigor y quien prestó gran atención a la economía romana. Gracias a estas cualidades pudo mantener la paz dentro del estado, ser querido por el pueblo y aplastar las rebeliones que estallaron, casi simultáneamente, en todo el imperio.

Los historiadores reconocen el fallecimiento de de Marco Aurelio como el punto final del período de bonanza y progreso conocido como la Pax Romana y el comienzo de una lenta pero larga decadencia que terminaría corroyendo y destruyendo al Imperio romano siglos más tarde.

Sucesión Imperial, causas y características

Busto de Lucio Vero, el hermano de Marco Aurelio.

Marco Aurelio es adoptado y designado como sucesor por Antonio Pio el 25 de febrero de 138, a la edad de 17 años. Antonio Pio no solo nombra como sucesor a Marco Aurelio, sino que también a Lucio Ceyonio Cómodo Vero Armeniaco quien se transforma de esta manera en su hermano adoptivo. Al morir Antonio un 7 de marzo del año 161, la sucesión de poder imperial se realiza sin problema interno alguno. Marco Aurelio acepta el imperio y cambia su nombre al de Marco Aurelio Antonio Augusto -Marcus Aurelius Antoninus Augustus-. Inmediatamente obtiene el visto bueno del Senado para asociar a su hermano adoptivo, Lucio Comodo, al poder quien toma el nombre de Lucio Vero Antonino -Lucius Verus Antoninus- y al igual que Marco Aurelio toma posesión del título de Augusto, compartiendo de esta manera títulos de poder. Marco Aurelio solo reserva para si mismo el de Pontifex Maximus -título que no podía ser compartido-. Si bien teóricamente ambos emperadores estaban bajo las mismas condiciones de igualdad, es históricamente evidente que Lucio Vero estuvo siempre en realidad parcialmente subordinado a Marco Aurelio.

Actualmente están en debate entre los historiadores las razones y motivos del por qué de esta co-regencia. Pero se tienen fuertes evidencias que fue el producto de un acuerdo de sucesión entre Antonio Pio y su antecesor, el gran emperador Adriano. Marco Aurelio era el sobrino de Adriano, y según recuentos de la época, su tío al conocerlo quedó impresionado por su franqueza e inteligencia. Sin embargo, esta no fue la causa principal del acuerdo entre Adriano y Antonio Pio. El sucesor de Adriano debía ser su propio hijo adoptivo, Lucio Aelio César. No obstante, este muere en 138, por lo que Adriano elige a Antonio Pio como sucesor con la condición de que este adopte a Lucio Vero, de 7 años de edad en ese entonces e hijo del fallecido Lucio Aelio César, y a su sobrino Marco Aurelio como sucesores.

Marco Aurelio como Pontifex Maximus.

Un reinado azotado por guerras y calamidades

Máscara en bronce de Marco Aurelio.

Los poco más de veintitrés años de paz y tranquilidad que se vivieron durante el imperio de Antonio Pio fueron casi instantáneamente seguidos por guerras y epidemias al llegar Marco Aurelio al poder. Sin embargo, es durante los tiempos difíciles que la grandeza de carácter sale a relucir a la vista, y Marco Aurelio demostró enfrentarse por completo y de lleno a la serie de calamidades que sufrió su reinado. No solo con valor, sino con serenidad y cordura. En un principio de poca experiencia de mando con las legiones y nunca habiendo visitado una provincia limítrofe, Marco Aurelio, pronto se vió aprendiendo de la experiencia misma. No pasaron muchos años hasta que se convirtió en un general valiente y decidido, un estratega y un líder político con pocos paralelos en el pasado. Ciertamente, un hombre de características únicas, y cuyo trabajo literario se ha vuelto de extrema importancia en la cultura Occidental.

La guerra contra los Partos

La primer guerra importante a la que debió enfrentarse ocurrió contra los Partos. Tras reunificar el reino y consolidar el poder, el rey Vologeses III, tendría a su disposición una Partia revitalizada y reanimada. Aprovechando el período de confusión y de desorganización que una sucesión imperial naturalmente acarrea, Vologeses III invade Siria y Armenia -regiones que siempre significaron un elemento de tensión con Roma- de manera casi instantánea luego de enterarse de la muerte de Antonio Pio. Los partos comenzaron así una campaña exitosa, arrasando con los primeros intentos de resistencia y oposición romanos con gran facilidad. 

Marco Aurelio envía entonces a su hermano y co-emperador Lucio Vero a encargarse directamente de la misma, tanto para mostrar la importancia que le daba a la región así como para evitar el ascenso de un general carismático con tropas leales a su disposición durante un tiempo tan turbulento y debilitado del imperio.

La guerra terminó siendo un éxito para Roma, recuperándose no solo los territorios perdidos sino que además se lograrían conquistar nuevos territorios.

Artículo principal sobre La Guerra contra los Partos.

La gran epidemia del 166

En el año 166 brevemente tras la capitulación de Partia ambos emperadores celebran sus triunfos en Roma. Los emperadores fueron honrados con los agnomen -nombre honorario- de Armeniacus y Parthicus -Armenico y Partico-. Por petición de Lucio Vero los hijos de Marco Aurelio, Comodo y Annio Vero, son declarados Césares. Todo parecía marchar de manera gloriosa para los flamantes, pero ya probados por el fuego, emperadores. Los triunfos en Partia recordaban los avances del mismo Alejandro el Grande hacia Oriente y sin duda alguna eran las victorias militares más significantes desde los tiempo del gran Trajano. Pero una sombra oscura arremetería contra Roma. Junto con las legiones que volvían de Oriente venía una peste que terminaría diezmando a cientos de miles, aunque nos resulta imposible saber exactamente cuál fue el saldo de mortalidad de dicha tragedia, si sabemos que por los siguientes años el gobierno romano trató de ayudar a los enfermos que rondaban de a miles como entes moribundos no solo por Italia, sino por las provincias vecinas. Se calcula que para el año 189, más de veintitrés años después de haberse introducido la plaga en Europa, aun morían varios cientos de personas por día solo en la ciudad de Roma.

Artículo principal sobre las Epidemias y pestes del Imperio Romano.

Detalla de las pestes en la Columna de Marco Aurelio.

La guerra contra los bárbaros Germanos

La guerra contra los partos requirió de una gran cantidad de hombres, razón por la que se desacantonaron a una considerable cantidad de legiones que estaban destinadas a proteger la frontera septentrional -es decir con el Danubio-. Esta ligereza en la guarnición romana, y una fuerte presión en el este por el avance de las hordas de Godos, le dio los motivos necesarios a los bárbaros germanos para iniciar un avance directo hacia territorio romano. Los Romanos sabían que una guerra contra los germanos era inevitable, pero debieron posponerla debido a los recursos y esfuerzos que les había llevado vencer a los partos. 

Los primeros ataques tienen lugar en el año 166 cuando hermunduros, marcomanos y cuados, cruzan el Danubio. Eran ataques al azar y sin una logística o meta bien establecidas. Fue la legión I Adiutrix la primera en chocar contra los invasores. Aunque saliendo victoriosos los Romanos en primera instancia, serían prontamente atacados por los marcomanos y los victuales que formaron una horda de dimensiones colosales. Este ataque arrasa con las guarniciones de numerii y una importante línea de fortificaciones fronterizas. El singular y enorme avance por parte de las hordas bárbaras consiguió algo no visto desde hacia mucho tiempo, pasando por la Cisalpina, las hordas lograron entrar a Italia.

El problema fue de tal magnitud que el terror azotó a los habitantes de toda Italia. Temor que no era injustificado ya que no se contaba con ninguna legión lo suficientemente fuerte en la zona como para plantear una resistencia sería a los ataques. Marco Aurelio, quien debió pensar rápidamente en una solución al problema que acontecía, se vio en la necesidad de formar un ejército especial que contenía a gran parte de la Guardia Pretoriana, más las cohortes urbanas y los vigiles -esto de por si muestra lo desesperada de la situación Romana. Los vigiles eran el equivalente a la policía de nuestros días-. En conjunto a la infantería también se debió armar una flota improvisada. Algo que debemos destacar es que conjuntamente al ataque general de los marcomanos y sus aliados, los romanos también debieron de enfrentar los ataques independientes de otras tribus bárbaras como los cuados y sármatas.

Fragmento de la columna de Marco Aurelio retratando batallas de las Guerras Marcomanas.

La estrategia Romana era encerrar a los invasores. De frente lucharían contra el ejército de Marco Aurelio y por la retaguardia contra las legiones adicionales emplazadas en pannonia. Aunque la suerte y una serie de errores llevaron a que Victorino sea asesinado y sus tropas casi aniquiladas por los marcomanos. Poco después de esto los invasores sitian la ciudad de Aquileya, algo que es hoy considerado como un gran error, ya que le dio tiempo a Marco Aurelio de recibir refuerzos y organizarse.

Marchando al norte junto a Lucio Vero con un ejército compuesto no solo por las unidades anteriormente mencionadas sino que también compuesto por contingentes enormes de esclavos pagos y gladiadores. Los emperadores tenían la intención de encerrar a sus enemigos, con la ayuda de 4 legiones provenientes del ejército de Pannonia. La movilización de fuerzas fue de semejante calibre que no solo logró intimidar a sus enemigos, de los cuales muchos se replegaron, sino que también los cuados solicitaron que sea Roma quien seleccionara su nuevo rey. De todas maneras Marco Aurelio, no así Vero, no confiaba en las intenciones de los germanos y sabía el peligro que estos representaban a la larga. Esta sospecha no fue infundada ya que para el año 168 los bárbaros invaden Dacia.

Vero muere en el norte, razón por la que Marco Aurelio vuelve con su cuerpo a Roma y le rinde honores. No está clara la causa de su muerte, pero en los escritos de Dion Casio se menciona que Vero fue envenenado tras ser descubierto conspirando contra Marco Aurelio. Es recién para el año 170 que la marea de la guerra se torna visiblemente en favor del avance romano y Marco Aurelio logra llevar la guerra al norte del Danubio. Año en el que también se sufre un fuerte revés cuando, a través de Macedonia, cuando otro grupo de invasores bárbaros llega a Atenas. Como hemos mencionado anteriormente, el imperio de Marco Aurelio estuvo signado por constantes invasiones, plagas y traiciones.

Monedas con la leyenda Germania Svbacta, indicando que para 172 la guerra contra de los marcomanos estaba a favor de Roma.

La leyenda Germania Svbacta en una serie de monedas nos indica que ya para el año 172 la guerra estaba totalmente a favor de Roma. Pero esta leyenda se refiere al sometimiento de los marcomanos (172). Los cuados fueron vencidos en el 174, mientras que los Sármatas en el 175, año en el que se firmaría una paz general. Con dicha paz la posición de Roma se fortalecería en la frontera septentrional, gracias a la ocupación de una franja de seguridad al norte del Danubio. Gradualmente se comenzaron a admitir bárbaros como colonos y soldados, medida que fue prontamente abandonada tras una revuelta al norte de Italia.

Como si se tratase de una serie de interminables batallas y problemas sin solución, en el año 177 Marco Aurelio debió comenzar una nueva campaña contra los bárbaros por haber estos últimos quebrantado varias de las condiciones establecidas en el acuerdo de paz.

Artículo principal sobre las Las guerras marcomanas.

El levantamiento de Avido Casio

Mientras se estaba luchando la guerra contra los bárbaros germanos Marco Aurelio debió responder a un peligro proveniente de Oriente. Avido Casio, uno de los mejores generales de Roma -cuya practicidad y experiencia en batalla fueron fundamentales en la guerra contra Partia- y quien era considerado además como «virrey» de los territorios de Oriente, tras un rumor que se dejó correr en las colonias orientales anunciando la pronta muerte de Marco Aurelio, provoca una revuelta en Egipto y se proclama si mismo como el nuevo emperador del Imperio -muchos recuentos dicen que muy posiblemente en confabulación con Faustina, la misma esposa de Marco Aurelio-.

Dejando de lado su reorganización de la frontera septentrional y dirigiéndose a Oriente para enfrentar al general renegado, Marco Aurelio, parte rápidamente con un contingente de tropa al área en cuestión. Pero, y no obstante, esto mostraría no haber sido una amenaza tan grande como se creía en un principio, cuando Avido Casio es asesinado por un oficial leal al emperador y de ésta manera terminada la sublevación antes de que la misma incluso empiece. Marco Aurelio no desaprovecharía su visita y se dedicó a reorganizar los territorios orientales de Roma. Se enfocó principalmente en Atenas, ciudad que había caído anteriormente ante los enemigos de Roma.

En el año 178 estalla la rebelión de los Cristianos en Lyon, Marco Aurelio castiga a estos con severísimos actos públicos de castigos físicos y con la pena de muerte generalizada a todos los insurrectos considerados como participes voluntarios.

Nuevos conflictos con los germanos y la muerte de Marco Aurelio

Debiendo enfrentar un nuevo conflicto con los germanos producto del quebrantamiento de la paz firmada en el 175, Marco Aurelio debe abandonar su viaje por Oriente y dedicarse a proteger la frontera Norte. Con su salud debilitada decide llamar a su hijo Comodo a su lado, quien estaba nominado como su futuro sucesor. En un principio la guerra marchaba dentro del todo bien para los romanos. Pero fue, según se cree, la misma peste que trajo el ejército romano de la guerra contra Partia en el 166, la que acometió contra la vida Marco Aurelio un 17 de Marzo de 180 en la ciudad que hoy en día denominamos como Viena.

Castillo de San Angelo, el cual sirvió de mauseolo a los restos de Marco Aurelio.

Los restos de Marco fueron llevados al impresionante Castillo De San Angelo. Más allá de los resultados iniciales la guerra esta estaba lejos de finalizar, según se estima era necesario más de un año de guerra para concretar las intenciones de Marco Aurelio. Comodo, de 16 años, sin experiencia y deseoso de lujos de la capital y la pompa, llega a un acuerdo de apuro con los germanos. Un grave error que le daría una oportunidad única de revitalizarse y rearmarse a las tribus germánicas.

Estudios, metas intelectuales y obra literaria

La Tablilla de Ninnío, una tablilla de arcilla en la que se representan los misterios elusianos.

Marco Aurelio se interesó por la filosofía de muy joven y fue fuertemente influenciado por las corrientes filosóficas que se difundieron rápidamente por el imperio, entre las más destacadas el estoicismo y el cinismo. Esta difusión llegaba en parte por el vacío existencial que sufría la sociedad latina de ese entonces. Algo interesante, y que sin duda alguna formaría su carácter, es que Marco Aurelio toma no solo las enseñanzas estoicas, sino que también basa su personalidad y forma de vida bajo las enseñanzas que estas ofrecen. Convirtiéndose así en el primer «emperador filosofo» de Roma, es decir, un emperador cuyas acciones fueran gobernadas completamente por una corriente de pensamiento filosófico. Sus principales estudios ocurrieron con Herodes Atico y Marco Cornelio Frontón, este último convirtiéndose en un muy buen amigo y confidente del emperador, y quienes además instruyeron a Marco Aurelio en retórica griega y latina. Tras sus estudios y reflexiones sobre la vida escribe la obra que fue su obra maestra: Meditaciones.

Tomando el manto del filósofo de muy joven, en el año 133, lleva una vida de preparación mental constante. Esto se refleja en su obra literaria, escrita entre 179 y 180, la cual creó como una guía para su aprendizaje y mejora personal. Dicha obra es considerada como un «monumento al gobierno y el servicio del deber literario». Originalmente escrita en Griego fue en gran parte influenciada por las enseñanzas y reflexiones del filósofo grecolatino Epicteto de Frigia

El hecho de ser un ferviente partidario del estoicismo no le impedía, a un Marco Aurelio ya más viejo y experimentado, aceptar otras corrientes filosóficas e intelectuales. Esto podemos verlo durante su viaje a oriente (175-177), particularmente en Grecia, donde se inicia en los Misterios Elusianos, algo que Vero y su predecesor Adriano habían hecho con grata aceptación en el pasado.

La política, economía y cultura Romana bajo Marco Aurelio

Marco Aurelio realizó cambios fundamentales y de gran alcance en la estructura administrativa de Roma. Tuvo una participación amplia y constructiva en el Senado, asistiendo constantemente a sus sesiones. Fue en el desarrollo edilicio y de infraestructura de Roma donde más se destacó, construyendo gran cantidad de edificios y de monumentos entre los que se encontraba su famosa columna. Razón por la cual dotó con amplios fondos a los ediles.

En el campo legal y político definió los limites de la patria potestas, dio gran ayuda a los niños huérfanos y se ocupo de la situación jurídica de los esclavos.

Artículo principal sobre las políticas, economías y reformas de Marco Aurelio.

Familia

Faustina la Joven, esposa de Marco Aurelio.

En el año 145 contrae matrimonio con Faustina la Joven su prima e hija de su padre adoptivo, Antonio Pio. Casados por más de 30 años en una unión duradera tendrían 13 hijos, siendo los más notables Comodo y Lucila. Lucila se casa con Lucio Vero para así sellar el vínculo entre los dos emperadores. De estos dos hijos sería Comodo su sucesor como emperador romano. Comodo es recordado como falto de experiencia, soberbio y de un carácter tosco y cruel.

Algunos recuentos históricos citan el levantamiento de Avido Casio no como un intento apresurado por reclamar el trono supuestamente vacante tras que un rumor sobre la prematura muerte de Marco Aurelio llegara a oídos de Casio, sino como una conspiración entre Faustina y este ya que se sospechaba existía un affaire entre ambos. A pesar de que su reputación fue muy defendida por Marco Aurelio, se rumoreaba de manera mordaz entre los miembros de la alta sociedad romana sobre las aventuras sexuales de Faustina con hombres de sociedad a espaldas del emperador, incluso llegando a tener apasionados romances fugaces con gladiadores e ídolos de las carreras de carrozas, los cuales eran extremadamente populares en la sociedad romana. La muerte de Faustina la Joven llega en el año 175 producto de un accidente, mientras acompañaba a Marco Aurelio en una de sus campañas. Marco Aurelio le dedicaría un templo en su honor y se renombraría la ciudad a Faustinopolis.

One comment

  1. cuales eran las debilidades de marco- antonio?

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies