Las túnicas romanas

Las túnicas eran una de las prendas de vestir más caracteristicas de los romanos, y por esto existían gran cantidad de diferentes tipos de túnicas.

Este artículo pertenece a una serie de artículos sobre la vestimenta romana.

La vestimenta romana
El estatus social y la vestimenta en Roma
La vestimenta de las mujeres romanas
Los distintos tipos de prendas en la vestimenta romana
―― Las prendas de vestir cotidianas de los romanos
――― Las túnicas romanas (usted está aquí)
――― Las togas romanas
―― Los sombreros y las gorras en la cultura Romana
―― El calzado romano
―― La ropa interior de los romanos

Introducción

La túnica se empezó a utilizar luego del contacto con las tribus helénicas en las provincias del sur. Pronto los romanos vieron la utilidad de esta prenda. Su colocación era simple y rápida, y por sobretodo era muy cómoda. Rápidamente se convirtió en la prenda de trabajo, de vestir en la privacidad del hogar y la ropa básica del soldado. Las que más aprovecharon las túnicas fueron las mujeres. Sus modelos mucho más elegantes y elabarados que las de los hombres deslumbraron a los romanos. No solo marcaban el poder económico de la persona en cuestión sino también su rango político. Como veremos en el desarrollo de este artículo viendo la túnica de un noble romano podríamos saber al instante si era un magistrado o un noble sin cargo público.

Características y modo de vestir

Hombre vistiendo una túnica y una paenula. Hombre vistiendo una túnica.
Hombre vistiendo una túnica y una paenula.

Las túnicas estaban hechas en lana pero también, y dependiendo del poder adquisitivo de la persona, estas podían estar hechas de lino, lo que las hacía ideales para el verano. también podemos encontrar túnicas de seda, aunque estas extremadamente costosas. Las mujeres solían teñir sus túnicas con purpura, una tintura orgánica muy costosa, que daba al instante señal de su riqueza.

Las túnicas se componían por dos piezas rectangulares de tela cosidas a los costados, con una abertura bajo los hombros para permitir pasar los brazos. Aunque hay versiones con mangas largas, en su gran mayoría eran desmangadas o de mangas cortas. Estaba mal visto para un hombre romano que su túnica tuviera mangas (túnica manicata) -remarcamos que en los hombres ya que no era mal visto en las mujeres tener túnicas de mangas largas, adornadas o bordadas-. Podemos encontrar ciertas diferencias en las túnicas de hombres y mujeres, en las túnicas genéricas que eran las que solían usar los hombres ya que las mujeres tenían otros modelos como el chiton o el plepos. En los hombres la túnica llegaba hasta las rodillas mientras que en las mujeres esta llegaba hasta los pies. Era considerado más elegante. Por otra parte en los trabajadores y soldados vemos, más que nada en los murales que los retratan, que las utilizaban por arriba de las rodillas. Esto se puede explicar ya que otorgaba una mayor libertad de movimiento el vestirla de esta forma.

La etiqueta indicaba una maniobra al ponerse la prenda. Esta consistía en doblarla de cierta manera y ajustarla con el cinturón para que queden pliegues uniformes. No llevar un cingulum, es decir un cinturón, era de mal gusto. también era muy común que la túnica sea unos pocos centímetros más larga en la parte trasera, dando un efecto un tanto particular. Esto era considerado elegante y de buen gusto. Si bien, entre los hombres, no había mucha diferencia de formas en la confección de estas si había diferencias de calidad en los materiales.

Las túnicas de los senadores y líderes

Otro causal de diferencia era la túnica augusticlavica, con pequeñas rayas a los costados. Mientras que la túnica laticlavia, vestida por los senadores, tenía dos rayas más anchas que las augusticlavias a los costados. Esas eran de color purpura y cuando se vestían junto a la toga praetexta combinaban de tal manera que era casi inevitable ver el rango social de la persona que la vestía.

El hombre común o el esclavo contaban con túnicas de un material mucho más rústico y oscuro, generalmente amarronado o gris oscuro.

Diferencias notables entre la nobleza dada su vestimenta.  Cuatro hombres romanos vistiendo una toga.
Diferencias notables entre la nobleza dada su vestimenta.

Artículo principal sobre El estatus social y la vestimenta en Roma.

Las túnicas del ejército

Como dijimos anteriormente no era normal que las túnicas cuenten con mangas muy largas. Esto no era así en el ejército. Las túnicas de campaña tenían mangas que llegaban casi hasta el codo. Esto posiblemente para evitar erupciones de la piel o raspaduras por el uso de las cotas de malla o las armaduras de placa. La túnica era sostenida en la cintura por un cinturón con colgantes conocido como cingulum. Se cree que en el ejército, ya entrada la época imperial, generalmente las túnicas eran de color rojo, pero esto últimamente ha sido puesto en duda. El estudio de diferentes murales llegó a la conclusión de que son más las representaciones con túnicas blancas que túnicas rojas. Posiblemente esto se deba a épocas de poca liquidez donde la tintura de las túnicas, para darle una uniformidad a la legión, tuviera que ser dejada de lado debido a su costo. Algunos murales mostraron, además, soldados con túnicas de otros colores y no exclusivamente el rojo y del blanco.

Las túnicas de los gladiadores

Las túnicas usadas por los gladiadores eran también un tanto distinto a las túnicas regulares. Eran túnicas especiales que solo pasaban por un hombro dejando un hombro al descubierto. Quizá esto se debía al ferviente deseo de mostrar al gladiador como un primitivo hombre necesitado de sangre.

Las túnicas de las mujeres

Las mujeres vestían dos tipos distintos de túnicas distintas a las utilizadas por los hombres. Estas eran el plepos y el chiton. Las mujeres no ajustaban su túnica únicamente por la cintura como los hombres. Ellas podían elegir hacerlo en la cintura o por debajo del busto. Esto era utilizado por la mayoría de las mujeres dependiendo de su edad.

Por otra parte para distinguir su rango social las mujeres utilizaban los más costosos materiales que sus bolsillos puedan costear. Las túnicas eran tenidos de brillantes y vivos colores y muchas veces adornadas con hilos de oro y hasta perlas.

Artículo principal sobre La vestimenta de las mujeres romanas.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies