Unidades y medidas romanas

Tablas de las unidades de medida romanas
Medidas romanas de longitudes y áreas (usted está aquí)
Medidas romanas de líquidos y volúmenes
Medidas romanas de pesos y masas
Medición romana del tiempo, los días y los años

Sobre las medidas de longitudes romanas

En Roma y Grecia, como en muchas otras civilizaciones de la antigüedad y en espacial del mundo clásico, las unidades de medición de longitudes y áreas estaban directamente relacionadas con las dimensiones anatómicas del cuerpo humano. Dedos, palmas y pies, entre otras partes del cuerpo, permitían a una persona rápidamente utilizar su anatomía para realizar mediciones rápidas. No obstante, cuando se requería de exactitud, como por ejemplo en la construcción de edificios o herramientas y el trazado del campo, los romanos contaban con un cierto nivel de estandarización de medidas que, si bien no tiene punto de comparación con la exactitud actual, era muy avanzado para su tiempo.

Así mismo, debemos tener en cuenta que el valor de muchas de estas unidades fueron variando a lo largo de la historia de Roma. Siendo muchas de estas medidas finalmente definidas y estandarizadas durante el reinado del emperador Agripa, cuando este en el año 29 d. C. establece el pie romano en 296 mm (la medida de su propio pie) y define al resto de las medidas como un fraccionamiento de dicho pie.

Medidas y unidades de longitud

Dedo (digitus)

1 dedo: 18,5 mm

Equivalencia: 116 pie

El dedo romano, como su nombre lo indica, era una de las varias unidades de medida primeramente basadas en la mano del hombre. La misma no hacía referencia a un dedo entero, sino que representaba a la falange distal del dedo medio.

Si bien en un principio el dedo era una simple medida anatómica, con el paso del tiempo se comenzó a medir de forma relativamente estandarizada como un fraccionamiento del pie romano.


Pulgada (uncia, pollex)

1 pulgada: 24,6 mm

Equivalencia: 112 pie

La pulgada romana era similar al dedo, aunque de mayor longitud. Esta unidad estaba, como lo evidencia su nombre, representada por la falange distal del dedo pulgar de un hombre promedio. Era una de las medidas más utilizadas en la construcción y la carpintería.

Al igual que el dedo, con el tiempo la pulgada romana se comenzó a medir como un fraccionamiento del pie romano.


Palma (palmera)

1 palma: 74 mm

Equivalencia: 14 pie

La palma romana estaba representada por el ancho de la palma de un hombre promedio. Posteriormente se comenzó a medir como un fraccionamiento del pie romano.


Palma mayor (palmus maior)

1 palma mayor: 222 mm

Equivalencia: 34 pie

La palma mayor o la longitud de palma también utilizaba la palma para medir longitudes. No obstante, la misma se basaba en el largo de la palma. A diferencia de las otras medidas aquí tratadas la palma mayor se comenzó a utilizar con más regularidad durante los tiempos tardíos.


Pie romano (s. pes, pl. pedes)

1 pie: 296 mm

Equivalencia: 1 pie

El pie romano estaba originalmente basado en el pie de un hombre promedio y era la unidad de medición de distancias por excelencia. No obstante, en el año 29 d. C. durante el imperio de Agripa, se define al pie romano a partir del pie del emperador (unos 296 milímetros). El pie era una medida importante, ya que de la misma pueden derivarse las otras medidas como fraccionamientos.

Nota: si bien en el presente se ha establecido al pie romano en 29,6 cm, debido a la falta de estándares rigurosos en los tiempos romanos el valor del mismo podía oscilar entre los 29,486 cm y 30,065 cm.

Camino romano en construcción. Las medidas de longitud romanas como el pie estandarizaron la construcción de caminos.
Camino romano en construcción. Las medidas de longitud romanas como el pie romano estandarizaron la construcción de caminos.

En lo que respecta a caminos la antigua Ley de las XII tablas dictaba que los caminos debían tener un ancho de ocho pies. Posteriormente se reguló que los caminos debían tener un ancho de doce pies.


Pie y una palma (palmipes)

1 pie y una palma: 370 mm

Equivalencia: 1 14 pies

Medida que implicaba la utilización de un pie más una palma. Utilizada generalmente en trabajos de herrería y carpintería.


Codo (cubitum)

1 codo: 444 mm

Equivalencia: 1 12 pies

Un codo era la medida del antebrazo de un hombre promedio y posteriormente un fraccionamiento de 1 12 pies. Su nombre proviene de la manera mediante la cual se practicaba dicha medición, ya que se solía apoyar el codo sobre el punto de inicio y de allí bajar el antebrazo para realizar la medición

El codo romano era relativamente más largo que el codo griego, el cual equivalía a 340 mm.


Paso (passus)

1 paso: 1,48 m

Equivalencia: 5 pies

El paso era una unidad de medida que consistía en la distancia de un paso realizada por un hombre promedio. La misma era muy utilizada en el contexto militar. No obstante, debemos comprender que para medir un paso técnicamente se tenían que dar dos pasos, ya que se media de la siguiente manera: desde una posición estática primero dar un paso con el pie derecho, luego dar un paso con el pie izquierdo. La distancia recorrida por el pie izquierdo desde el punto de inicio hasta donde tocó el suelo era la medida de un paso romano.


Perca (decempeda, pertica)

1 perca: 2,96 m

Equivalencia: 10 pies

La perca era el equivalente a 10 pies de distancia, de allí el nombre de decempeda utilizado por los romanos.


Acto (actus)

1 acto: 35,5 m

Equivalencia: 120 pies

El acto era una medida utilizada por los romanos que equivalía a 120 pies de distancia.


Estadio (estadio)

1 estadio = 185 metros

Equivalencia: 625 pies

Unidad de medida de distancias muy popular entre los griegos. El estadio se basaba en la longitud de un estadio deportivo de la Grecia clásica. Heródoto lo define como una longitud de 600 pies griegos. Según estudios modernos realizados a partir de los textos de Eratóstenes y Estrabón por Lev Vasilevich Firsov, el estadio griego tenía una longitud de 157,7 metros. No obstante, en lo que a los romanos respecta los estudiosos han determinado que un estadio equivalía aproximadamente a unos 185 metros.


Milla romana (mille passus)

1 milla romana: 1,48 km

Equivalencia: 5000 pies

Una milla era el equivalente a mil pasos (de allí el nombre de milla), o el equivalente a la distancia del pie izquierdo golpeando el suelo unas mil veces. Esta medida era de importancia en el sistema de carreteras y caminos romano, ya que los hitos en el camino solían colocarse por cada milla.

No obstante, la milla varió en longitud a lo largo de la historia, quedando finalmente estandarizada durante el gobierno del emperador Agripa en el año 29 a. C.

El hito de oro, la milla cero que marcaba el inicio de la red de caminos romana.
El hito de oro, la milla cero que marcaba el inicio de la red de caminos romana.

Liga (Leuga, leuca)

1 liga: 2,22 km

Equivalencia: 7500 pies

La liga, tambi’en llamada liga gala, era una unidad de medición de longitudes romana que equivalía a una milla y media o 7500 pies.


Medidas y unidades de área

Pie cuadrado (pes quadratus)

1 pie cuadrado: 0,0876 m2

Equivalencia: 1 pie cuadrado

Un pie multiplicado por sí mismo.


Escrúpulo (decempeda quadrata)

1 escrúplo: 8,76 m2

Equivalencia: 100 pies cuadrados

Una decempeda (10 pies) multiplicada por sí misma.


Yugada (s. jugerum, pl jugera)

1 yugeda: 2523 m2

Equivalencia: 1 yugada

Una de las unidades de medición de áreas más importantes de Roma. Su nombre, según Plinio el Viejo, proviene de jugum, yugo en español; ya que originalmente la yugada era el área de tierra que se podía arar utilizando un solo buey. Una yugada puede compararse con media hectárea moderna.

Así mismo, la importancia de la yugada radica en que la misma presentaba divisiones unciales que permitían subdividirla en varios valores fraccionarios. Algo que la hacía extremadamente útil para el loteo de terrenos y campos.

Divisiones unciales de la yugada

  • Sextula: 35,0 m2 ― (172 yugada)
  • Semiuncia: 105 m2 ― (124 yugada)
  • Uncia: 210 m2 ― (112 yugada)
  • Sextanes: 421 m2 ― (16 yugada)
  • Quadrans: 631 m2 ― (14 yugada)
  • Triens: 1051 m2  ― (​512 yugada)
  • Tresbolillo: 1051 m2 ― (​512 yugada)
  • Semifinales: 1262 m2 ― (​12 yugada)
  • Septunx: 1472 m2  ― (​712 yugada)
  • Bes: 1682 m2  ― (​23 yugada)
  • Dodrans: 1893 m2 ― (​34 yugada)
  • Dextanos: 2103 m2  ― (​56 yugada)

Muchas de las unidades de medición más antiguas e históricas de Roma estaban directamente relacionadas con el sector agropecuario. Por ejemplo, una de las primeras monedas romanas, el aes signatum, tenía un cuño representando a un buey, ya que una de estas podía ser intercambiada por un buey en los mercados.


Heredio (heredium), centuria, y salto (saltus)

Además de poder dividir la yugada en divisiones unciales los romanos también tenían unidades que servían simplemente como multiplicadores de esta unidad de medición de áreas. Estas eran el heredio, la centuria y el salto.

1 heredio: 2 yugadas (o 5047 m2)

1 centuria: 200 yugadas (o 50,5 ha)

1 salto: 800 yugadas (201,9 ha)

Nota: en tiempos antiguos la centuria equivalía a 100 yugadas (de allí el nombre de centuria). Con el pasar del tiempo se extendió a 200 yugadas a pedido de las legiones.

Centuriación

Las tierras asignadas a legionarios veteranos del ejército romano como premio a su servicio militar generalmente se dividían en centurias, y el proceso de medir la tierra y realizar esta división se llamaba centuriación. La centuriación consistía en dividir las tierras mediante técnicas de agrimensura en cuadrículas de partes iguales, dejando a cada lado espacios para calzadas. Este procedimiento solía denominarse como la cuadrícula romana.

División de tierras agrícolas mediante la centuriación utilizando una de las medidas de longitud romanas denominada centuria.
División de tierras agrícolas mediante la centuriación utilizando una de las medidas de longitud romanas denominada centuria.

Puede seguir explorando las unidades de medida romana en los siguientes artículos:

Tablas de las unidades de medida romanas

Medidas romanas de longitudes y áreas (usted está aquí)

Medidas romanas de líquidos y volúmenes

Medidas romanas de pesos y masas

Medición romana del tiempo, los días y los años

Deja una respuesta