Fotografía con una vista escénica de la Via Apia.

La Via Apia, el camino a Roma

La Vía Apia, el camino por excelencia y más emblemático de Roma. Construido durante la República, el mismo conectaba a Roma con el sureste de Italia.

Introducción a la Via Apia

Infográfica mostrando el recorrido de la Via Apia.
Recorrido de la Vía Apia y su expansión imperial, la Vía Trajana.

Pocos caminos en la historia de la humanidad pueden contar tantas anécdotas y vivencias como la Via Appia, o en español, la Vía Apia. Un camino que valientemente desafía a las arenas del tiempo y los conflictos, no solo de Roma sino de la humanidad en su conjunto. Imponente y recta, desafiando a la geografía del terreno, se la conoció como Regina Viarium, la reina de los cominos. En ella se mezclan la vida y la muerte, la paz y la guerra, el comercio y el asedio como quizá en ninguna otra construcción de la mano del hombre lo hacen. Logran una complementación única e indivisible que nos da la sensación de ser una pintura surrealista, pero a la vez tan histórica y real como muy pocas otras cosas lo pueden ser.

Su historia

La Vía Apia -En latín Vía Appia, también conocida como la Vía Appiana- fue iniciada con la intención de facilitar el acceso de los latinos a la nueva capital, y garantizar un rápido acceso en la Italia meridional. Eventualmente se convirtió en la vía más importante de comunicación, y unió a la ciudad histórica con el puerto del mar Adriático. Por ella no solo se movilizaban personas sino que también grandes cantidades de bienes económicos. Desde Pompeya expedían todo tipo de mercaderías que llegaban desde el mar, y por la campiña productos agrícolas hacia Roma. Comenzada a finales del 312 a.C. por el Censor Apio Claudio esta se extendía primeramente desde la puerta San Sebastino, en las paredes de Aureliano, en Roma; pasando por diferentes poblados y llegaba hasta Capua, capital de la campiña -como nota de interés esta pasa cerca de las termas de Carcalla, la villa de los hermanos Quintilli y el Circo Massimo. En el año 190 d.C. esta fue extendida a Benevento; luego más adelante en el tiempo fue ampliada hasta Tarento y Brindisi. La Vía Apia comenzaba con grandes losas poligonales emplazadas sobre su superficie. De basalto rodeada de aceras era un espectáculo imponente a la vista.

Fotografía con una vista escénica de la Via Apia.
Vista escénica de la Via Apia.

Aún más impresionante que sus dimensiones y su historia es el hecho de que esta es denominada «el camino de las almas», como todavía la siguen llamando algunas personas. A lo largo de esta vía nos encontramos con cientos de sepulcros y necrópolis. Cicerón dijo «Se entra a través del espesor de los muertos», refiriéndose a la cuantiosa cantidad de sepulcros cerca de la entrada a Roma por este camino. No solo fue usada por las familias que querían darle un entierro memorable a sus muertos. Sino también por Craso para crucificar 6000 esclavos partidarios de Espartaco, al ser este ultimo derrotado y su ejército de esclavos capturado. Entre las grandes figuras que encontramos a lo largo del camino podemos ver la tumba de Séneca, los Escipiones, los Furli, M. Servillo cuarto, Geta, Uria, La Tumba de los Primeros -una de las tumbas con mayor cantidad de las más exquisitas estatuas y obras de arte- y tantas familias y personajes más que sería imposible listar aquí.

Dimensiones

Su longitud es de 540 km y su ancho se calcula entre los 7,50 metros y los 8,50 metros, siendo lo más probable unos 8 metros constantes a lo largo de su casi recto trayecto. Esto es en tramos importantes de la ruta ya que luego disminuye a 2 metros a causa del territorio en otras secciones.

Fotografía con una vista escénica de la Via Apia.
Via Apia antica.

Via Traiana

Trajano, el «arquitecto del mundo», expandió la Via Apia en gran medida, su expansión crea una bifurcación en Benevento que se conecta nuevamente con la Via Apia en Drindisi. Dándole así a las legiones un acceso más rápido a los puertos de Bari. Esta expansión se denomina como la Via Trajana, o Via Traiana en latín.

Curiosidades

  • Los primeros hitos -montículos de piedra que marcan la distancia hasta la capital- fueron utilizados por primera vez en esta Vía.
  • Solamente se le permitía a las familias patricias tener sus tumbas aquí.
Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies