El Calendario Romano y la División del Tiempo

 
Indice de temas
  Opciones

 

 

 

 

 

  Información sobre el Articulo
El Calendario Romano y la Division del Tiempo

Creado: 9 de Noviembre del 2005
Modificado: 14 de Abril del 2006

Categorķa: Politica, sucesos
IMPERIVM
  Comentarios / sugerencias

Asunto Su mail


Si desea más opciones de contacto haga click aquí



 

 

Introducción

A lo largo de las épocas hombres y mujeres se vieron en la necesaria tarea de administrar su tiempo, no tanto por placer sino más bien por necesidad. Con la división cronológica del tiempo semántico se logró de manera eficaz, por primera vez en la historia, predecir las estaciones del año, los períodos en que el ganado diera su cría o la fecha de floración de los cultivos frutales. Permitiéndoles así a las gentes primitivas planear su vida de forma más organizada, en si la división del tiempo fue un factor determinante para el establecimiento de la sociedad urbana. Al principio los calendarios fueron meros recuentos de días que no servían más que a la tarea de "predecir" las épocas de los diferentes cultivos. Si bien es discutible el origen de las innovaciones en el área, sí podemos afirmar que fueron Roma y Grecia las que crearon una división del tiempo tan eficiente y útil que aún hoy, milenios después, se sigue utilizando uno de estos sistemas. Con la creación de los calendarios utilitarios y complejos, aptos a todo tipo de tareas, vemos una evolución que va desde los más simples que marcaban estaciones a ver otros que hasta dividían los tipos de días y semanas en un orden cronológico marcado y específico. Es lógico asumir que una civilización tan longeva como la Romana no tuvo un solo calendario. El avance social y tecnológico les trajo consigo la necesidad de adaptar el calendario a los nuevos conocimientos que se iban obteniendo. Es así que vemos la transformación del calendario Soli-lunar en el calendario Juliano, el cual es la absoluta base del calendario Gregoriano que utilizamos los Occidentales hoy en día. Este artículo se basará principalmente en el calendario antiguo, el cual es de fundamental comprensión para tener un mejor entendimiento de Roma y su historia. Como veremos el calendario mismo llegó a tener peso político.

Click aqui para volver al indice.

 

Bases astrológicas y religiosas

El calendario antiguo estaba basado bajo un contexto puramente astrológico. Regido bajo las ideas y planteos de Ptolomeo, Platón y Pitágoras, es decir, una mirada geocéntrica del universo. La Tierra era inamovible y todos los objetos celestes en el universo giraban al rededor de ésta. Teniendo en cuenta lo anterior podemos asumir la utilización de los objetos celestes más visibles como referencia, es decir, la ubicación del Sol y la Luna con respecto a la Tierra. De esta manera nace el calendario soli-lunar. Siendo el Sol el que marcara el año y la Luna los meses. Un año se calculaba en base al paso del Sol por un mismo punto en dos oportunidades, lo que actualmente sabemos que ocurre debido a la órbita de la Tierra en torno a éste y no al contrario como creían los antiguos; por otra parte el mes se obtenía calculando el lapso en que la Luna iba de Luna llena a Luna llena.
Sin embargo el método no era perfecto, la carencia de concordancia entre la duración de los años solares, 365 días, y los años lunares, 360 días, conllevaba un desfasaje inevitable en la medición del tiempo que se intensificaba con el paso de los años. La solución se obtuvo intercalando un mes cada cierto período de tiempo, para equilibrar así el año solar con el lunar. Los encargados de asignar y controlar éste "parche" en la medición eran los sacerdotes y estudiosos, aunque generalmente su implementación resultaba poco exitosa. Dado se solía introducir el tiempo sobrante como era debido, el pasar del tiempo incrementaba éste problema a tal punto que las inconsistencias entre el calendario y las estaciones del año hicieron que Julio César se viera obligado a replantear y enviar a rediseñar el calendario por completo. Dando origen de esta manera al calendario Juliano.
Algunos meses del calendario estaban nombrados en honor a una deidad, y se solía rendir tributo a dichos dioses y diosas en sus meses respectivos. También así mismo la división interna de los días en el Fasti consagraba ciertos días a los dioses. Los kalendaes a Juno, los Idus a Júpiter, etc. -En éste mismo artículo a trataremos el tema en profundidad.-

Click aqui para volver al indice.

 

Nota: Para ver un listado con los nombres de los meses diríjase al cuadro sinóptico, donde se enumera en detalle el nombre en Español, su semejante en Latín y una breve reseña de su significado.

 

Bases historicas

A nivel histórico encontramos varios trabajos de escritores e historiadores de la época que nos traen luz al funcionamiento y aplicacion interna del calendario antiguo. Ovidio -siendo éste uno de los referentes más importantes que tenemos- en su obra NASONIS FASTORUM LIBER SEXTVS da detalles puntuales y muy ricos sobre el sistema de fechado; Varrón y Tito Livio también nos presentan con evidencias y citas sobre como era el metodo utilizado, las tradiciones y costumbres, etc. Más adelante en el tiempo, entrada la época Imperial, tenemos los relatos de Macrobio, Plutarco, Dión Casio y varios autores más que nos ayudan a cerrar la imagen general de lo que representaban tanto el calendario antiguo como el Juliano. Es gracias a estos escritores e investigadores del mundo contemporáneo que podemos saber a la perfección la utilización de los diferentes calendarios a lo largo de los siglos en el mundo Latino. Quizá uno de los hallazgos más importantes no se encuentra en los libros de texto sino en la antigua ciudad de Antium. Aquí fue donde en 1915 se descubrió el FASTI ANTIATES MAIORES, uno de los más completos fasti -calendario- con los que se cuenta en la actualidad, ya que los descubiertos anteriormente no eran más que diminutos fragmentos desparramados por todo el mundo Latino. Gracias a éste Fasti hoy en día podemos saber las diferentes fechas tanto civiles como religiosas. Veremos mas sobre esto en unos instantes.

Click aqui para volver al indice.

 

 

El calendario romano antiguo sus orígenes y caracteristicas

Los orígenes de las versiones más antiguas del calendario romano aún están bajo una ferviente disputa entre los escolares especializados en el tema. Si bien la especulación es muy grande, en el último siglo gracias al avance de la antropología, el estudio histórico y la etnografía se pudieron dejar en claro varios aspectos que hasta hace pocas décadas atrás eran un tanto ambiguos o totalmente desconocidos.
Los romanos toman parte de su calendario del griego. En un principio este consistía de 304 días los cuales conformaban los 10 meses totales del calendario más primitivo, estos meses eran: Martius 31 días, Aprilis 30 días, Maius 31 días, Iunius 30 días, Quintilis 31 días, Sextilis 30 días, September 31 días, October 30 días, November 31 días, December 30 días. En particular ésta versión del calendario romano era prácticamente un calendario exclusivamente lunar, completamente regido por los períodos de la Luna. Podemos notar que en el calendario a Marzo, Martius, era el mes que daba principio al año ya que aquí ocurre el equinoccio de primavera. Tomando en cuenta esto deducimos que era de cierta forma un calendario perpetuo, aplicable de igual forma en todos los años. Si bien es muy poco probable se cree que éste calendario fue introducido por Romulus, primer rey y fundador de Roma -al menos según cuenta la leyenda-. Al principio dos meses eran ignorados, exactamente unos 61 días, lo que nos resulta obvio al ver que solo tenían diez meses por año. Los meses ignorados tocaban en la época invernal. Durante el período que ocupaban estos meses se vivía una especie de período festival esperando la primavera, donde el nuevo año comenzaría. Con el paso del tiempo dicha falta se fue haciendo cada vez más evidente al presentarse un desfasaje importante en las estaciones y lo señalado en el calendario, la solución a tal problema se logró con Numa Pompilius. Si bien no es totalmente seguro que fuera el quien agregó los dos meses restantes -Januarius y Februarius- como los dos meses invernales faltantes. En el proceso redujo la cantidad de días de los meses de 30 días a 29, quedando los meses de esta manera: Martius 31 días, Aprilis 29 días, Maius 31 días, Iunius 29 días, Quintilis 31 días, Sextilis 29 días, September 29 días, October 31 días, November 29 días, December 29 días, Ianuarius 29 días, Februarius 28 días. Elevando de esta manera la cantidad de días de 304 a 355, lo que todavía traía problemas y presentaba limitaciones.

Click aqui para volver al indice.

 

 

El calendario Republicano (pre-juliano)

Una nueva y extensiva modificación fue realizada por el etrusco Tarquinio Priscio, aproximadamente en el 153 AC, en un intento de adaptar el calendario lunar al solar, en si se vio en la necesidad de retocarlo para hacerlo más acorde a los cambios estacionales. Dicho sistema es conocido como el Calendario Republicano o pre-juliano -Actualmente hay una discusión muy fuerte sobre si en este período el principio del año se corrió a Enero, o siguió en Marzo. La versión más aceptada es que, como veremos en la parte del calendario Juliano, Julio César corrió el principio del año a Enero para planear las campañas militares con más tiempo en el invierno. Es importante aclarar que los romanos hacían sus planes estratégicos y trazados militares en el principio de cada año-. Una de las modificaciones para arreglar el problema de los días faltantes fue el agregado de un décimo tercer mes conocido Mercedoinus -nombrado de esta manera por Plutarco en sus relatos sobre la reforma del calendario por Julio César-, ya que a pesar de la inserción de los nuevos meses todavía se encontraba un desfasaje entre los meses lunares y el año solar que hacía que las fechas se fueran corriendo con el pasar de las estaciones. Mensis Intercalaris o Mercedoinus se implementó para solucionar esto y año por medio. Ubicándose luego de Febrarius, agregaba de 22 a 23 días. Los años que contenían dicho mes pasaban a tener un total de 377 o 378 días, equilibrando de esta manera el desfase temporal. Ya entrada la República, estos meses intercalaris eran establecidos por el Pontifex Maximus, y su duración era variable. Su objetivo original era intercalar días en el año para hacerlo acorde a las temporadas y eliminar el desfasaje del tiempo. Sin embargo gradualmente se convirtió en una herramienta política. Esto creó un gran problema, la manipulación de estos días adicionales generalmente se realizaba con intereses en mente: la votación de un funcionario, el termino de un cargo politico, etc. Hechos que llevaron a un desfase de varios meses para el final de la República.

Click aqui para volver al indice.

 

consul
Uno de los Fasti más completos que se han encontrado. En el podemos ver como se organizaban los días. En este mismo artículo, se analizará esto en profundidad.

 

La división de los tiempos horas, días, meses y años

Días y horas

Los días se dividían en 24 horas, de las cuales 12 marcaban el día y otras 12 la noche. Si bien esto puede reflejar una semejanza con la manera actual de medir los días, el proceso era muy diferente. Las horas eran variables es decir, que cada hora tenía su lugar en el día y variaba si el día era más corto o más largo. El comienzo del día se daba con la salida del Sol y el final del día llegaba con la siguiente salida del Sol. Como todos sabemos, los días, refiriéndonos a los momentos de luz y Sol, pueden ser más largos dependiendo de la estación del año. En verano el día durará más que la noche, y la noche se prolongará más que el día en invierno. Algo que traería muchos problemas a la manera de asignar las horas establecidas. La solución fue implementar horas versátiles adecuadas a la época del año. Es aquí donde radica una de las mayores diferencias con nuestra manera actual de medir el tiempo. Por ejemplo a partir del 21 de Junio, cuando los días por su estación se hacían más largos, las horas romanas tendrían el equivalente a 1 hora con 16 minutos de nuestra escala temporal. El 21 de Diciembre, cuando las noches pasaban a alargarse, las horas del día pasarían a tener el equivalente a 44 minutos actuales. No siempre eran exactamente 1 hora con 16 minutos en verano y 44 minutos en invierno. El tiempo relativo de estas variaba dependiendo del día, es decir, mientras más se acercara el verano más se iba alargando el día y mientras más se iba acercando el invierno más se acortaba el día, alargándose y acortándose las horas junto con estos. Había dos días en que las horas romanas equivalían a 60 minutos exactos. Era durante los equinoccios de Marzo 21 y Septiembre 21.
No debemos asumir por esto que dicha costumbre podía traerle problema alguno a los romanos. Si tenemos en cuenta que dicho sistema era normal para ellos y que se utilizaban relojes de Sol. Los cuales estaban divididos en 11 líneas que cortaban la circunferencia del reloj en gajos -11 y no 12 ya que cuando la sombra del indicador se posara sobre la primer línea significaba que ya había pasado la prima hora-. Entonces ya que el tiempo de exposición del Sol en invierno es menor que en verano, podemos observar que el tiempo que medirá el reloj de Sol se adecua a la utilización de horas mas cortas y horas mas largas.
Las horas eran prima hora, secunda hora, tertia hora, quarta hora, quinta hora, sexta hora, septima hora, octava hora, nona hora, decima hora, undécima hora, duodécima hora.

Tiempos exclusivos a la ciudad de Roma -ya que son los adecuados en esta latitud, en otras ciudades romanas dependiendo de su latitud podían variar-. Comparativa del espacio temporal de las horas romanas relacionadas a nuestras horas actuales.

Invierno
Hora
Desde
Hasta
I. prima
7:33
8:17
II. secunda
8:17
9:02
III. tertia
9:02
9:46
IV. quarta
9:46
10:31
V. quinta
10:31
11:15
VI sexta
11:15
12:00
VII. septima
12:00
12:44
VIII. octava
12:44
13:29
IX nona
13:29
14:13
X. decima
14:13
14:58
XI. undecima
14:58
15:42
XII duodecima
15:42
16:27
Verano
Hora
Desde
Hasta
I. prima
4:27
5:42
II. secunda
5:42
6:58
III. tertia
6:58
8:13
IV. quarta
8:13
9:29
V. quinta
9:29
10:44
VI sexta
10:44
12:00
VII. septima
12:00
13:15
VIII. octava
13:15
14:31
IX nona
14:31
15:46
X. decima
15:46
17:02
XI. undecima
17:02
18:17
XII duodecima
18:17
19:33

Click aqui para volver al indice.

 

El siguiente cuadro sinóptico nos dará una comparación de los días Romanos con los días en Español.

Significado de los nombres de los días
Nombre original
Significado
Nombre en Español
dies Solis
Día de Saturno
día Domingo
dies Lunae
Día de la Luna
día Lunes
dies Martis
Día de Marte
día Martes
dies Mercuris
Día de Mercurio (Hermes)
día Miércoles
dies Iovis
Dia de Júpiter
día Jueves
Dies Veneris
Dia de Venus
día Viernes
dies Saturni
Dia de Saturno
día Sábado

 

Aclaración: Si desea ver la equivalencia de las deidades romanas con las griegas y su función, diríjase a la tabla comparativa.

 

Las semanas.

Si bien no había un concepto de semana como la conocemos actualmente, en un principio se utilizaban una especie de semana de 8 días -basada en la semana "mercantil" etrusca-. 7 días hábiles de trabajo y un octavo día de "negocios". Este octavo día era más bien festivo y de descanso. La gente lo utilizaba para sus tareas personales y generalmente otras actividades recreativas. Si bien se trató de implementar una semana de 7 días a lo largo del Imperio nunca se logró llevar a cabo o imponer su uso de manera regular. Fue hasta Constantino en el 321 DC, que inspirado en la división de los días del calendarios Hebreo, se impuso una semana de siete días. La diferencia es que el día de descanso se dio en Domingo, para festejar la resurrección de Jesús y no en el día Sabado como en la versión Hebrea y su Shabbat. Anteriormente a la reforma de Constantino los meses, si bien no se dividían en semanas, se dividían en días especiales como veremos a continuación.

División del mes.

Había tres tipos de días especiales que se utilizaban para clasificar los distintos períodos del mes:

Los kalendae (kalendas. Es probable cierta confusión ya que su nombre es en plural, pero el kalendas era un solo día): El primer día del mes que se marcaba con el comienzo de un nuevo ciclo lunar. En este día el pontífice dictaba los siguientes días del mes. Si bien se cree -por la letra K al principio de la palabra- que Kalendae es de origen etrusco también es aceptado que proviene de calare, que significa anunciar, llamar. Esto concordaría exactamente con que los kalendae eran los días en que los pontífices anunciaban los demás días del mes.

Los días Nonas (Nones): Ocurrían nueve días antes de los idus, en el 5to -para los meses cortos: Enero, Febrero, Abril, Junio, julio, Septiembre, Noviembre y Diciembre- o en el 7mo día del mes -para los meses mas largos: Marzo, Mayo, Agosto y Octubre-. eran también regidos por las fases lunares y el mismo Pontifex Maximus se encargaba de asignarlos. El Rex sacrorum, que era el anunciante de los feriados y festivales en el mes, generalmente establecía los sacra pública en los días nones.

Los Idus -dividir- (Idos en Español): Eran también otros días marcados por el pontífice. Ocurrían en los días 15 de cada mes que contuviera 31 días, y los días 13 de los meses que no tuvieran 31 días. Estos días se calculaban en base a la Luna llena. Debido a que la luna entra en este estado aproximadamente a la mitad de cada ciclo lunar. De aquí la clasificación "idus", como dijimos dividir. La importancia de estos días era notoria, ya que la Luna llena y que estén dedicados a Júpiter les otorgaba gran atención religiosa entre la población.

Los pridie: Estos días eran los días antes de los días especiales. Por ejemplo pridie idus Octobris, se leía como el día anterior al idus de Octubre. De lo siguiente obtenemos que había tres pridie, Pridie Nonas, Pridie Idus, Pridie Kalendae.

Utilizando estas tres fechas divisoras podemos saber la manera en como los romanos contaban los días. No lo hacían de la manera lógica actual, utilizando números ordinales. Sino que se basaban en separar el mes en los días especiales. Se contaban cuantos días faltaban para esta fecha -teniendo en cuenta que la manera de contar de los romanos incluía al día actual-. Por ejemplo, si estábamos en un día Martes y el Idus tocara un Jueves, no nos referiremos como que faltan dos días para el Idus (Miércoles y Jueves), sino que nos referiremos a que faltan 3 días para el Idus, incluyendo el día actual en el conteo (Martes, Miércoles y Jueves). En un principio puede resultar un tanto confuso, pero esto no lo es tan así. Nos remitiremos a un ejemplo práctico para entenderlo. El 2 de Junio era conocido como IV Nonas Iunonius, esto lo interpretamos como "faltan 4 días para las nonas de Junio".

Distribución de los días a lo largo del año
   Meses de 31 días   Meses de 29 días  Meses de 28 días
        Martius, Maius, Quintilis,
   Octobris
Aprilis, Iunonius, Sextilis,
Septembris, Novembris,
Decembris, Januarius
Februarius
Día Nombres en Latín (nonas = nones, idus = ides)
1 Kalendas Kalendas Kalendas
2
Ante Diem VI Nones
Ante Diem IV Nones
Ante Diem IV Nones
3
Ante Diem V Nones
Ante Diem III Nones
Ante Diem III Nones
4
Ante Diem IV Nones
Pridie Nones
Pridie Nones
5
Ante Diem III Nones
NONAS NONAS
6
Pridie Nones
Ante Diem VIII Ides
Ante Diem VIII Ides
7 NONAS
Ante Diem VII Ides
Ante Diem VII Ides
8
Ante Diem VIII Ides
Ante Diem VI Ides
Ante Diem VI Ides
9
Ante Diem VII Ides
Ante Diem V Ides
Ante Diem V Ides
10
Ante Diem VI Ides
Ante Diem IV Ides
Ante Diem IV Ides
11
Ante Diem V Ides
Ante Diem III Ides
Ante Diem III Ides
12
Ante Diem IV Ides
Pridie Ides
Pridie Ides
13
Ante Diem III Ides
IDUS IDUS
14
Pridie Ides
Ante Diem XVII Kalends
Ante Diem XVI Kalends
15 IDUS
Ante Diem XVI Kalends
Ante Diem XV Kalends
16
Ante Diem XVII Kalends
Ante Diem XV Kalends
Ante Diem XIV Kalends
17
Ante Diem XVI Kalends
Ante Diem XIV Kalends
Ante Diem XIII Kalends
18
Ante Diem XV Kalends
Ante Diem XIII Kalends
Ante Diem XII Kalends
19
Ante Diem XIV Kalends
Ante Diem XII Kalends
Ante Diem XI Kalends
20
Ante Diem XIII Kalends
Ante Diem XI Kalends
Ante Diem X Kalends
21
Ante Diem XII Kalends
Ante Diem X Kalends
Ante Diem IX Kalends
22
Ante Diem XI Kalends
Ante Diem IX Kalends
Ante Diem VIII Kalends
23
Ante Diem X Kalends
Ante Diem VIII Kalends
Ante Diem VII Kalends
24
Ante Diem IX Kalends
Ante Diem VII Kalends
Ante Diem VI Kalends
25
Ante Diem VIII Kalends
Ante Diem VI Kalends
Ante Diem V Kalends
26
Ante Diem VII Kalends
Ante Diem V Kalends
Ante Diem IV Kalends
27
Ante Diem VI Kalends
Ante Diem IV Kalends
Ante Diem III Kalends
28
Ante Diem V Kalends
Ante Diem III Kalends
Pridie Kalends
29
Ante Diem IV Kalends
Pridie Kalends
30
Ante Diem III Kalends
31
Pridie Kalends

Los feriae
Su nombre Latín mantiene una semejanza con el termino en español, feriados. Eran un día de descanso, aunque su relación con la religión era fundamental. Dies feriatus era como se conocían y podían dividirse en feriae publicae y privatae. Los de tipo stativae eran de fecha fija y los conceptivae marcados por los pontífices. A continuacion una lista de los diferentes feriae y sus correspondientes abreviaturas: AGO Agonalia, ARM Armilustrium, CAR Carmentalia, CER Cerialia, CON Consualia, DIV Divalia, EQU Equirria, FER Feralia, FON Fontinalia, FOR Fordicia; FUR Furrinalia, LAR Larentalia, LIB Liberalia, LUC Lucaria, LUP Lupercalia, MAT Matralia, MED Maditrinalia, NEP Neptunalia, OPA Opiconsivia, PAR Parilia, POP Poplifugia, POR Portunalia, QRCF Quando Rex Comitiavit Fas, QSDF Quando Stercur Delatum Fas, QUIN Quinquatrus, QUIR Quirinalia, REG Regifugium, ROB Robigalia, SAT Saturnalia, TER, Terminalia, TUB Tubilustrium, VES Vestalia, VIN Vinalia, VOLK Volcanalia, VOLT Volturnalia.

Click aqui para volver al indice.

 

 

Abreviaturas y letras del Fasti

En el Fasti -los calendarios que se dibujaban sobre placas de mármol o paredes- las abreviaciones utilizadas eran las siguientes: Kal = Kalenda; a.d. = Ante diem -día anterior-; Prid. = Pridie -el día antes-; Non. = Nona; Id. = Idus. Así mismo cada día tenía una serie de letras que no solo identificaban el día sino que además sus características: F = dies fasti, días en que diferentes transacciones comerciales podían ser conducidas. Estos días perdían su carácter comercial cuando un feriae conceptivae se superponía . N dies nefasti, días en que transacciones comerciales o votaciones públicas no podían ser conducidas; EN endotercissus, días en que ciertas transacciones comerciales eran permitidas. C dies comitiales, días en que las reuniones públicas, comúnmente conocidas como comitia, eran llevadas. NP festividades públicas; D por letra nundial, que marcaba el primer día del mes intercalar. Aparte de éstas letras todos los días tenían letras que iban de la A a la H señalándolos, las cuales se repetían en series sucesivas para los restos de los días.

Click aqui para volver al indice.

 

Para comprender mejor lo anteriormente dicho nos remitiremos a un ejemplo gráfico:

fasti

 

Año de referencia y medición cronológica de los años

En la era Republicana los años se medían en base a quienes ocuparon el cargo de Cónsul, es decir que no se contaban literalmente. Veamos un ejemplo de esto: El año que actualmente denominamos 49 AC, para los Romanos, sería llamado como "El año de los cónsules de Claudius Marcellus y Cornelius Lentulus". Posteriormente por cuestiones de conveniencia se comenzó a utilizar un sistema de fechado en base a una fecha patrón -exactamente como lo hacemos hoy en día-. Los años se medían en relación a la fundación de Roma, la cual data del 753 AC -Si bien no es la única fecha que se baraja es la más aceptada actualmente-. El término en Latín para definir el año patrón era Ab Urbe Condita, y se abreviaba AUC. Por lo tanto el año en que nació Julio César, para nosotros 100 AC, el equivalente romano sería 653 A.V.C -recordemos que urbe en Latín es VRBE-. Teniendo en cuenta estos dos datos podemos decir que nuestra denominación moderna 49 AC, para los romanos sería "El año del consulado de Claudius Marcellus y Cornelius Lentulus" o el 461 A.V.C.
Algo a tener en cuenta cuando se lean textos originales y se pretenda calcular las fechas que suministran los autores es que no todos los romanos estaban de acuerdo con respecto al año de la fundación de Roma, por lo que es normal encontrar distintas fechas para un mismo año en particular en base a los cálculos propios del autor.

Click aqui para volver al indice.

 

Curiosidades

  • Regifugium era la fiesta que marcaba el fin de año en Febrero, esta fiesta estaba asociada a la Terminalia - último día del año-.
  • Dada la manipulación política del calendario y métodos poco eficientes para calcular los meses intercaleres, el calendario prejuliano llegó a tener un error tal de 4 meses con respecto a las estaciones del año.
  • Una de las mejores maneras de saber que tan desfasado estaba el calendario antiguo con respecto a la estación anual es leyendo las crónicas de batalla. En estas casi siempre se cita el clima y el mes del año en que ocurrieron.
  • El afamado historiador Will Durant en una lectura para un grupo universitario propuso que las fechas divisorias (idus, nonas, etc) tocaban generalmente en días impares ya que era muy difundido creer que los números pares traían mala suerte.
  • El sistema con el que los romanos contaban los días del mes -por divisores- duró hasta bien entrada la Edad Media. Esto se puede observar en los trabajos literarios seculares de la época.
  • La palaba nefasto proviene de los dies nefasti. Si bien no tenían ningún carácter que indique una tragedia o un mal día, gradualmente la población los empezó a considerar días oscuros.

 

Click aqui para volver al indice.

 

 

 

-         Pagina principal (Menu)         -         Articulos         -         Info        -         Faq         -

Todos los artículos aquí presentados son originales y están registrados por Imperivm.org. Por favor evítense la molestia de robar contenidos o me veré obligado a iniciar acciones legales.